Ayer Alemania, hoy Polonia… y ¿México cuándo?

El Parlamento de Polonia emite resolución que reconoce la identidad católica de la nación. Y ¿en México no deberíamos aprovechar para enderezar el camino?

La Cámara Baja del Parlamento de Polonia emitió una resolución el 21 de enero de 2017, con motivo del tercer centenario de la Coronación de la imagen de Nuestra Señora de Czestochowa (8 de septiembre 1717), donde reconoce que la identidad católica es una de las características de la nación y que "la imagen de la Virgen es uno de los más importantes tesoros religiosos y materiales del país”.


México; identidad católica


De manera oficial, las autoridades de Polonia han definido la importancia de la Virgen de Czestochowa en el pasado y presente del país. Con motivo de las celebraciones del tercer centenario de la coronación de la Virgen de Czestochowa como Reina de Polonia, el Parlamento polaco aseguró que “la Virgen María ha tenido un papel clave de unidad y esperanza”. En el texto se hace hincapié “en la especial importancia de la devoción mariana para nuestra patria, no sólo en el aspecto religioso, sino también social, cultural y patriótico”.

De este modo, la Cámara Baja recordó en su escrito que la coronación de la imagen de la Virgen en Jasna Gora el 8 de septiembre de 1717, es un gran símbolo para Polonia. “El catolicismo y el amor a María son parte integral de este pueblo eslavo que ha resistido las persecuciones y la opresión sin renunciar a su fe, que ha conformado la identidad nacional de Polonia”, se afirma.

Hace apenas unos meses, Actuall informaba que las autoridades polacas habían declarado a Jesucristo como Rey del país. (Las agencias noticiosas se especializan en presentar lo malo como noticia, lo bueno casi no lo mencionan). En noviembre del 2010 se bendijo el Monumento a Cristo Rey en Swiebotzin, Polonia. (El primer monumento a Cristo Rey en el mundo se bendijo e 1920 en México y fue dinamitado por el Gobierno de izquierda precursor del PRI en 1923, habiendo tratado sin éxito destruir la Tilma con la Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe con una bomba).

Ángela Merkel, Canciller de Alemania, en octubre del año pasado (2016) declaró: “Europa sólo podrá salvarse si regresa a sus orígenes, a sus raíces cristianas, a Cristo, a leer la Biblia”.

San Juan Pablo II insistió en que Europa, que fue fundada por el Cristianismo, debía reconocerlo en su Constitución como Unión Europea, de acuerdo con la realidad histórica y la idea de sus iniciadores (Adenauer, de Alemania; Schumann, de Austria; Monet, de Francia, y otros).

Putin en Rusia mencionó que hace 30 años Estados Unidos consideraba a Rusia como un país sin Dios, pero ahora que Rusia regresa a Dios, Obama se ha encargado de hacer a Dios a un lado en su país.

México nació como nación con la aparición de Nuestra madrecita la Virgen Mestiza de Guadalupe a San Juan Diego en 1531, reconocida como Reina y Patrona no sólo de México, sino de toda América (San Juan Pablo II). La única Imagen en el mundo pintada por la mano de Dios. A Nuestro Señor se le inició su devoción como Cristo Rey en 1914 en México y en 1920 se le construyó el primer monumento, que fue dinamitado por el Gobierno de izquierda en 1923 (Obregón y Calles). En plena persecución religiosa (Guerra Cristera), Pío XI, inspirado por la devoción en México, establece en 1925 la fiesta universal de Cristo Rey, iniciándose en todo el mundo la construcción de Monumentos a Cristo Rey con el Cristo del Corcovado en Brasil.

México, donde se construyó el primer Monumento a Cristo Rey (1920), así como Polonia, donde se construyó el último (2010), el más reciente, es un país eminentemente católico, y que se caracteriza como Polonia por su gran devoción a María Reina y a Cristo Rey. Sin embargo, nuestra situación es muy diferente. En Polonia, durante el dominio del comunismo ruso, se prohibió totalmente la religión, oficialmente era un país ateo, sin Dios, a lo que hubiera llegado México si no lo hubieran impedido los héroes y mártires de la Cristiada. En México el combate a la religión ha sido sistemático desde la caída de Iturbide, por una pequeña minoría muy bien organizada (masonería), apoyada por Estados Unidos, que siempre ha apoyado a quien estuviera dispuesto a obedecer sus consignas.

El Congreso de México debería tener ahora, como el de Polonia, la entereza y sinceridad de reconocer la identidad del pueblo mexicano, y no seguir tratando de hacérsela perder, porque lo que hace grande a un pueblo es su identidad, como lo reconocieron en Polonia. Un pueblo sin identidad y sin valores no tiene vigor. Para eso, aprovechando el Centenario de la promulgación de la Constitución, deberían eliminarse los artículos persecutorios, que Carranza no se atrevió hacerlos efectivos, como sí lo trataron Obregón, Calles y Cárdenas, dando pie a la sangrienta persecución y a la 1ª y 2ª Cristiada. Con Manuel Ávila Camacho no se eliminaron esos artículos, pero se hicieron a un lado, por lo cual tenemos la relativa libertad religiosa, de la que gozamos.

* El artículo 3º estableció la educación laica en escuelas oficiales y particulares.

* El artículo 5º prohibió los votos religiosos, así como el establecimiento de órdenes monásticas.

* El artículo 24 estableció la libertad de creencias, pero prohibió todo acto de culto externo fuera de los templos o de las casas particulares.

* El artículo 27, que trata acerca de la propiedad, perpetuó la nacionalización de los bienes eclesiásticos, llegando al extremo de prohibir la existencia de seminarios, conventos, colegios de inspiración religiosa y casas donde habitaban los párrocos y los obispos.

* El artículo 130 llevó al extremo la persecución contra la Iglesia, que había tenido sus antecedentes en los liberales del siglo XIX y en los revolucionarios de inicios del XX. Era tan antirreligioso el espíritu de dichos artículos, que el 18 de noviembre de 1926, el Papa Pío XI los condenó en su Encíclica “Iniquis afflictisque”.

Ayer Ángela Merkel, de Alemania, señala el camino para la Unión Europea y el mundo; hoy Polonia recuerda a Europa según lo señala el Papa Francisco de cómo hacerlo, y ¿en México no deberíamos aprovechar para enderezar el camino, precisamente ahora que enfrentamos muy serios problemas? Que la idiosincrasia y la identidad del pueblo mexicano, por fin sean respetadas y tomadas en cuenta.

“Donde hay bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida”.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:45