Para la Iglesia no hay tiempos electorales

Mons. Coppola señaló que la Iglesia no se acuerda del pueblo solo en las elecciones, sino que busca formar para que se den respuestas a problemas concretos.

El Nuncio Apostólico, Mons. Coppola señaló que la Iglesia no es “como algunos políticos que se acuerdan del pueblo al momento de la elección” su labor constante es “formar candidatos que sean capaces de vivir y de proponer las respuestas de la Doctrina Social de la Iglesia”, lo cual conlleva un proceso muy prolongado.


Conferencia de Prensa


En conferencia de prensa, tras su participación en la XXXV Peregrinación Anual Juvenil a la Montaña de Cristo Rey, este 27 de enero, agregó que considera que hay un atraso en el tema de aplicar esta doctrina social, quizá por la historia y las heridas de antaño, pero subrayó que en el mundo moderno los estados son laicos, pero no en el sentido de hace 200 años, cuando el hombre laico era aquel que repelía la religión, hoy se ponen reglas para el ejercicio de las religiones existentes para que “den su contribución al bien común”.

Mons. Coppola, desde el punto de vista internacional, espera que México sea un país laico, en el sentido moderno, poniéndose al día en el tema de la libertad religiosa.

Por su parte, Mons. De la Torre, Obispo de Aguascalientes, quien también acompañó a los jóvenes en el Cerro del Cubilete en Silao Guanajuato, señaló respecto de los problemas más difíciles en México, que los obispos mexicanos, publicaron un texto llamado “Sin participación ciudadana y justicia social, no habrá democracia real”, que señala las llagas de México, a saber la pobreza, la ignorancia, la violencia, la corrupción y la impunidad, mismo que además destaca cinco puntos de suma importancia en la Doctrina de la Iglesia, la vida, la familia, el matrimonio, el bien común y el derechos humano de los padres a educar a sus hijos. Y subrayó que “para nosotros no hay tiempos electorales”.

Año de la Juventud – Próximo Sínodo de los Obispos.

Mons. Coppola mencionó que lo que se “tiene que hacerse escuchar”, porque en octubre serán los obispos los que hablen, pero si los jóvenes no expresan lo que quieren, aquellos podrían inventar o decir lo que piensan “pero no serán los portavoces de los jóvenes”.

Llamó a que en este Año de la Juventud se abran espacios a los jóvenes para que expresen sus inquietudes ya que la Iglesia y la sociedad “pueden y tienen que cambiar”, y subrayó que los muchachos tienen la capacidad de soñar.

Por su parte el Mons. Alfonso Cortés, Arzobispo de León, señaló que desde el Episcopado Mexicano se ha preparado un material para que sea un instrumento de trabajo, con el fin de escuchar lo que los jóvenes piensan de la Iglesia y de la sociedad, además resaltó que su “misma presencia” en la peregrinación ya es “un signo vivo”. Y se congratuló de las expresiones de paz y de honestidad, que utilizó este grupo tan grande, los cuales han optado por no querer basura, “no quieren comer basura”, dijo.

Violencia en México

Por otro lado, se les cuestionó a los que se encontraban en el presidium sobre el fenómeno de la violencia a nivel nacional y en el estado de Guanajuato, el Nuncio Apostólico dijo que la fe en México “no se traduce en actos”, mencionó que hay una violencia que se ve en otros países que incluso proviene de personas que se consideran cristianas católicas, indicó que existen personas que pasan hambre en un país con muchos recursos naturales, así que aun teniendo el sentimiento de ser católicos ha faltado hacer vida esa fe y “ese es el desafío”.

Señaló que por supuesto que los niveles de violencia descenderían si hacemos este cambio, de interesarnos uno por el otro y para ser familia, no obstante, reconoció que esos resultados no son tan rápidos como encender un “interruptor”, pero los jóvenes pueden “cortar página”, y no cargan sobre sí los prejuicios de los adultos, que padecemos de “resignación”.

A su vez el Arzobispo de León, recalcó que es necesario que “la fe se haga cultura”, piensa que “mucha gente no es mala” sino que hay ignorancia pero que también hay quien propone, valores no solo “anticristianos sino antihumanos”.

Por su parte Fátima Mendoza, Presidenta del Movimiento Testimonio y Esperanza, Tye, resaltó la importancia de la formación en los jóvenes en el sentido humano y espiritual, de manera muy decidida en los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, escuchando los mensajes del Papa y estando cerca de sus pastores. Asimismo, indicó que los jóvenes, no solo son integrantes de un movimiento, sino que deben comprometerse a vivir con congruencia los valores del lema de la peregrinación que se enuncian en esta edición, “solidaridad, justicia y transparencia para el Bien Común.” Y llamó a cumplir con el deber de votar en las próximas elecciones, a través de “una participación consciente”.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:30