Obispos: ¿Es la corrupción la causa de la crisis?

Los obispos de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social emiten un claro pronunciamiento ante la delicada situación económica del país.

Ante el hartazgo de los ciudadanos y la posibilidad de que la situación precaria en la que viven millones de mexicanos se agudice, los obispos de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social se sumaron a la Conferencia del Episcopado Mexicano, y demandaron ver por los más necesitados.



Llamaron a voltear a mirar a las comunidades, pueblos y barrios y dejarse interpelar “por cada familia y persona que sufre, no sólo por un aumento a los combustibles, sino por las décadas en las que la pobreza crece, la corrupción se mantiene y la dependencia de las decisiones en los grandes mercados internacionales se perpetúa”.

Los obispos de la Pastoral Social se preguntan si el alza de la gasolina no fue con fines recaudatorios, ¿podrá acaso reducirse el impuesto (IEPS) que supera el 30%, para minimizar el impacto de dicho aumento?

También se preguntan ¿quién absorberá el impacto en los medios de transporte de personas, transporte de mercancías, producción del campo y la industria, productos y servicios que también consumen los más pobres de México?

Y, más allá, se interrogan acerca de si ¿tenemos exceso de corrupción y robo al Estado por una serie de personajes que permanentemente dejan vacías las cuentas a nivel municipal, estatal y federal?

Y es que, explican, la percepción de los mexicanos es que los recursos de todos no son distribuidos de forma solidaria ni con el objetivo de acabar con la brecha que separa a los más pobres de los más ricos.

En este contexto, aseguran, el cansancio de la gente no es por el nuevo costo de la gasolina, sino por la imposibilidad de acceder al desarrollo humano, integral y solidario; de aspirar a que México sea un país cuya meta esté en función de que cada persona tenga acceso a un Techo, a una Tierra y a un Trabajo, como lo señaló el Papa Francisco en su discurso en torno al mundo del trabajo, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Recuerdan, por último, el llamado que de muchas formas el magisterio de la Iglesia ha hecho, de “humanizar la economía”; y en línea con ello, se pronunciaron por promover con verdadero énfasis el fortalecimiento del mercado local, y no depender de los productos de importación, apagando de esta manera las iniciativas locales y la generación de empleos, especialmente los comunitarios y familiares.

Puedes ver el texto íntegro AQUÍ

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:45