La Iglesia se vuelca en apoyo a migrantes

Obispos de México y EU trabajan conjuntamente para utilizar toda la infraestructura de la Iglesia para apoyar a los mexicanos e hispanos afectados por Trump.

Ante las primeras medidas anunciadas por el presidente Donald Trump, que tienen que ver con la construcción de un muro a lo largo de la frontera común con México y mayores restricciones al paso de los migrantes sin documentos, los obispos de México y Estados Unidos sostienen encuentros para trabajar y ofrecer soluciones, salidas, acompañamiento y atención a los que sufren y sufrirán con las acciones de Trump.



En entrevista telefónica para el programa especial de Televisa, “México en la Encrucijada”, Monseñor Alfonso Miranda, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, anunció que, entre las primeras decisiones de los obispos, está la de disponer de todos los recursos con que cuenta la Iglesia, como casas de migrantes, albergues, grupos, movimientos y universidades, todo, para apoyar a los mexicanos e hispanos en general que se vean perjudicados con las medidas del presidente estadounidense.

Tras manifestar su acuerdo en la necesidad de diseñar una estrategia nacional y ofrecer la total disposición de los obispos para apoyar una convocatoria a la unidad nacional, Monseñor Miranda explicó que los obispos de Méxi y Estados Unidos ya se han reunido en diferentes momentos para tratar el tema migratorio.

Subrayó que “hay un mismo espíritu entre los obispos de Estados Unidos y México, queriendo trabajar juntos para ofrecer soluciones, salidas, acompañamiento, atención a los que sufren”.

Expresó la preocupación de los obispos porque la construcción del muro fronterizo significará el rompimiento entre las ciudades fronterizas, que fracturarán relaciones familiares, de amistad, laborales, entre ciudades vecinas, ciudades hermanas. La comunicación que existe entre estas ciudades está en peligro de romperse, advirtió.

Señaló que la construcción del muro es un decreto que amenaza a las familias y a los más vulnerables; y apuntó que no solamente se cierra la puerta a México, sino a Centroamérica y al resto de América Latina.

Consideró que la inversión en este muro es un desperdicio económico total, que en lugar de beneficiar a la humanidad la destruye.

Anunció el próximo encuentro que sostendrán los obispos de México y Estados Unidos en Brownsville, Texas, para tratar el tema migratorio; y para esta reunión pondrán como puente a la Virgen de Guadalupe, para que “nos una con Estados Unidos, América Latina y con todo el mundo”.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:45