La Iglesia es “compañera de ruta” de México: Nuncio

El Nuncio Apostólico acompaña a miles de jóvenes de toda la República a los pies de Cristo Rey e invita a no tener miedo.

“Esos jovenes son un reto para nosotros como Iglesia”, dijo el Nuncio Apostólico, Monseñor Franco Coppola, al término de la celebracioón eucarística de la 34ª Peregrinación Anual Juvenil a la Montaña de Cristo Rey, en Silao, Guanajuato, convocada por el Movimiento Testimonio y Esperanza (TyE).


Peregrinación al Cubilete; Franco Coppola


El Nuncio, acompañado por el Arzobispo de León, Monseñor Alfonso Cortés, y Fátima González, Presidenta de TyE, mencionó que la juventud es una riqueza para nuestro país, que los jóvenes son una gran esperanza para este pueblo y agregó que viene de una nación donde hay pocos jóvenes, como lo es Italia. Subrayó que sintió una gran alegría por haber visto a esta juventud reunida para caminar juntos, ya que lo contrario es el individualismo. Dijo también que ante los retos que se presentan siempre, lo importante es no perder de vista cuál es la estrella e indicó que esa guía es Jesús.

Por lo tanto, señaló que la postura de la Iglesia, en un país que sufre a causa de la violencia, debe ser la que indica el Papa Francisco, de hacerse “compañera de ruta”, es ir en busca de las personas. Dijo que “no podemos contentarnos con las 99, 90 o 50 ovejas que siguen al pastor”, hay que ver a las otras, “nadie tiene que quedarse solo”.

Indicó además que la paz es un don del Señor que hay que pedir, y recordó cómo en su anterior misión diplomática en República Centroafricana, de un día al otro, a través de la visita del Papa, se concretó la paz para una guerra interna, de la que nadie sabía cuándo llegaría a su fin.

Mencionó que en su vida no ha conocido a nadie que sea malo; en cambio, ha conocido personas heridas y remarcó que todos debemos estar convencidos de que cada uno somos presencia de Dios.

Por su parte, el Arzobispo de León, señaló que “el amor a Dios y el amor al prójimo son una misma cosa”, que se expresan en “la caridad, la verdad y la justicia”. Mencionó además que la fe debe de iluminarnos y dar esperanza, ya que en México la fe cristiana nos da identidad. Al respecto, el Nuncio señaló que la persona de fe no tiene miedo, y que muchas de las cosas que hacemos de manera equivocada es porque actuamos con miedo, que Jesús en sus apariciones iniciaba diciendo “no tengan miedo”. No omitió mencionar que los migrantes mexicanos tienen un buen defensor en Estados Unidos, el actual Nuncio en Washington, Mons. Christophe Pierre, su antecesor.

Con relación al próximo Sínodo cuyo tema serán los jóvenes, Monseñor Coppola, dijo que lo que corresponde en esta etapa preparatoria es escucharlos a ellos.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2018 23:45