Quienes pretenden elevar el salario mínimo como mecanismo para aumentar el poder adquisitivo de la población, ignoran principios económicos básicos.
Existe la posibilidad que detrás de los movimientos desestabilizadores del 68 en Francia y México, estuvieran los intereses de Estados Unidos en materia económica.
Detrás de los hechos del 2 de octubre hay mucho desconocimiento y manipulación.
Hay caminos para diluir las diferencias entre educación y salud pública y privada, y darle la oportunidad a millones de mexicanos que decidan dónde educarse o curarse.
Revolucionar el campo es hacer las cosas mejor que antes, no regresar a políticas obsoletas que estancaron el nivel de vida de los campesinos.
Transcribimos los encabezados de las notas de periódicos y agencias de noticias para tener una idea clara de la situación económica de Chile bajo el régimen de Allende.
La única vía para incrementar los salarios reales es aumentar la inversión en maquinaria y capacitación, que repercute en una mayor productividad, reducir los costos para crear más empresas e incentivar la inversión extranjera.
Los corruptos le apuestan al olvido. Vivimos en el país del “no pasa nada” con la mayoría de funcionarios corruptos.