Los hermanos y hermanas son personas que estarán junto a nosotros toda la vida. Las relaciones y experiencias que hayamos vivido con estos, pueden ser el reflejo de lo que podamos ser en el ámbito social, laboral y personal.
En estas fechas es común proponernos metas y propósitos que rara vez llegamos a cumplir, nos llegan a costar mucho trabajo, por ello hay que saber automotivarnos y no darnos por vencidos hasta logarlos.
La autoconfianza es el reflejo de quienes somos, tanto en fortalezas como en debilidades y por eso es tan importante saber manejarla día con día.
Las relaciones con la pareja, familia o amigos; son muy importantes y hay que valorar de cada pequeño momento con estos sin importar la circunstancia. De lo contrario, cuando queramos hacerlo, puede ser muy tarde.
Tan importante es mantener nuestro cuerpo sano como también nuestra mente, más con el tiempo en el que vamos envejeciendo.
Hay mucha confusión entre ir al psicólogo o al psiquiatra, es muy importante saber la diferencia.
El trabajo es una de las principales causas de nuestro estado de ánimo para bien o mal, depende la perspectiva de cada persona.
Como madre o padre, podemos querer mucho a nuestros hijos, llegando al punto de sobreprotegerlos, pensando que estarán bien, sin embargo solo les hacemos más daño.
Todos nos hemos enamorado, pero pocos sabemos lo que pasa por el cerebro cuando lo estamos.
Una de las etapas más importantes en una relación es conocer a los suegros y la relación con estos. Sea buena o sea mala, hay que saber reconocer cuáles son los que tenemos.
Es difícil superar la muerte de un ser querido, pero hay que saber reconocer cuando esto puede ser parte de una etapa o cuando ya se convierte en un duelo patológico.
Es necesaria una reflexión acerca de si tendemos a ser jefes autoritarios o líderes inspiradores y reconocer sus características.
Es importante cuidar la sana alimentación de nuestros hijos para evitar problemas de obesidad infantil.