La cuarta transformación está en boca de todos, por lo sorprendente que puede llegar a ser las boberías y tontas iniciativas de Morena, pero como todo tema, llega a aburrir y a dejar de sorprendernos.
El domingo pasado se realizó la marcha “Fifí” dejando gratas sorpresas del pueblo mexicano al expresar su sentir ante AMLO.
Sí, todos odiamos que el banco nos cobre intereses o tengamos que declarar impuestos, pero, ¿esto es causa para las iniciativas de AMLO en torno a esto?
El PAN elegirá a su próximo presidente este fin de semana, siendo una decisión de las más importantes en los últimos años, pero la poca audiencia por parte de los ciudadanos, pareciera hacerla una decisión más.
AMLO propone quitar las inspecciones de supresión en cualquiera de las materias de responsabilidad del gobierno federal así como el SAT en los impuestos, considerando esto como un abuso.
Los amlovers o chairos, se muestran como grandes seguidores de AMLO, sin mostrar conocimiento de los matices que tiene el presidente electo.
Como gran paradoja, AMLO parece encarnar con sus dichos el modelo neoliberal al que también dice aborrecer, por ejemplo: reducción tajante de la burocracia, bajarle los sueldos a los trabajadores gubernamentales, el gobierno de tamaño pequeño; reducción de impuestos para que los ricos paguen menos, entregar la obra pública a…
La situación actual del PAN es una muestra de que poca cosa queda de la grandeza ideológica de aquel partido, ahora sólo están para repartirse migajas.
El estilo de gobierno del próximo presidente de México parece que será la confrontación y el enfrentamiento con muchos sectores del gobierno y de la sociedad.
Después de la elección y previo a la toma de protesta, los gobiernos entrantes tienden a hacer cuentas alegres con el presupuesto, la realidad es diferente y es necesario que hagan ajustes reales al presupuesto para un buen desempeño.
Hernán Gómez “comentócrata” de Morena critica financiamiento público a la prensa “fifí”, sin mencionar que él también recibió financiamiento por parte de la Segob en la administración de Peña Nieto.
El próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con un acto despótico y prepotente dio muestra de cómo podría ser el desempeño de su labor.
La fragmentación de los partidos políticos en México ha provocado que la única oposición real en la actualidad sea la ciudadanía.