Al igual que las ñoras, el gobierno federal debería saber a quién contratar o elegir para resolver los problemas que hay por resolver.
Las ñoras son como un réferi entre las disputas que se pueden dar entre los hijos por juguetes y hasta un alto para las ideas locas de los ñores, así como también los poderes de la nación actúan como si fueran hijos, en lugar de asumir sus propias responsabilidades.
Los actuales poderes ejecutivo y legislativo parecen actuar como ñoras que buscan controlar todo aspecto de sus maridos e hijos.
Las ñoras sin duda van cambiando y aprendiendo cosas a lo largo de su vida, como es igual es caso de AMLO en su camino a ser presidente de México