Reflexión encíclica de Juan Pablo II para pensar en nuestra razón de ser y filosofar en lo que somos.
De entre toda la literatura distópica, hay una novela que sobresale con singular fuerza. Es quizá la menos apreciada desde el punto de vista literario, y sin embargo es de un gran realismo, claridad y precisión. Se trata de Señor del mundo, de Robert H. Benson.

1984

Nov 30, 2018
Winston Smith, protagonista de la novela George Orwell, relata un mundo ficticio que pareciera no estar muy lejos de nuestro presente.
Te vas haciendo hombre, de Jean le Presbyter, es una exhortación para erradicar nuestros vicios y sacar lo mejor de nosotros.
La novela corta Dubrovski y Los relatos de Belkin retratan genuinamente el alma humana del pueblo ruso, son obras maestras del poeta Alexánder Pushkin.
De los escritores rusos del siglo XIX, Iván Turguénev fue el más europeísta, a diferencia de los eslavófilos clásicos como el grande León Tolstoi y Fiódor Dostoievski.
Uno de los autores más emblemáticos de la literatura rusa de inicios del siglo XX fue el escritor Mijaíl A. Bulgákov.
«¡Joven! Si estas líneas caen en tus manos, acuérdate de que los cambios más beneficiosos y profundos son aquellos que ocurren como consecuencia del mejoramiento de las costumbres, sin ninguna conmoción violenta.» (Alexander Pushkin, La hija del capitán).