5 meses: ¿durará?

Si las acciones de la 4T se sustentan sobre la arena de la voluntad y el capricho de un solo hombre, el riesgo de derrumbes es alto y el costo social elevadísimo.


Conferencias matutinas de AMLO


Al voleo

En su edición en español (martes, 07 de mayo de 2019 NYTimes.com/es) The New York Times le permite al escribano compartir algunos cuestionamientos con respecto a lo que sucede en México.

Los pregoneros –oficiales y oficiosos– de la 4T se desgañitan conjugando todo lo que dicen que van a hacer, en futuro. Esto, siendo totalmente válido, a cinco meses de distancia, de alguna forma, ya deberían evaluarse los primeros resultados de forma consolidada, a efecto de clarificar si las promesas de campaña se cumplen.

Pero, lamentablemente, no es así. Contra todo lo esperado, las homilías mañaneras y la liturgia morenista siguen culpando de todo lo malo al pasado, a los adversarios, a los neoliberales, a los fifís y a quien se deje.

Por recomendación de nuestras preciosérrimas lectoras y amables lectores, este escribano acaba de leer una entrega de Denisse Dresser, durísima y directa contra el presidente.

La investigadora resume: “…Alguien –se refiere al Ejecutivo– que todos los días se burla de los técnicos, llama a la economía un ‘oficio’, desprecia el conocimiento, desdeña la ciencia, trivializa la experiencia y cree que siempre tiene la razón.

Alguien que todos los días desoye a quienes le presentan datos duros, ningunea a quienes le advierten sobre las consecuencias de las posturas que toma, acalla a quienes intentan decirle que está cometiendo errores y muy graves. Con la forma en que recorta, gasta y redacta memorándums, López Obrador demuestra el talón de Aquiles del proyecto que quiere impulsar: su analfabetismo económico”.

Interrogantes

1. La primera interrogante se vale: ¿Esta tendencia durará? Todavía queda mucho sexenio por recortar y el desgaste físico y emocional del mandatario ya es notable. Por extensión, ¿cuántos miembros del equipo presidencial estarán dispuestos a la sumisión total, a la humillación, a guardar silencio a sabiendas de que su jefe está en el error?

2. ¿Durarán los silencios, orquestados para que nadie conozca la depredación ecológica en Dos Bocas y la provocada por el Tren Maya? ¿Durará el control y el apaciguamiento de todos esos pueblos originarios que se oponen a ambos proyectos?

3. ¿Durará la hipótesis presidencial que otea el horizonte asegurando que las empresas privadas son todas malas y las dependencias públicas son todas buenas?

4. ¿Alcanzará el dinero de los ciudadanos –que los impuestos paga y todavía no vive en la informalidad– para pagar la reparación de las refinerías, los piquetes en los ductos, la falta de medicamentos –retrovirales para el SIDA y VIH entre otros– y a los impresentable profes de la CNTE?

5. Como bien destaca el NYT: “El gobierno mexicano declara la victoria contra el robo de combustibles, pero ¿durará? El presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que el fenómeno conocido como huachicoleo ha caído en un 95 por ciento desde diciembre, después de que implementó un operativo para acabar con las tomas clandestinas en oleoductos y el contrabando criminal de combustibles. Sin embargo, algunas personas en estados afectados creen que los delincuentes aguardan a que el gobierno se enfoque en otro tema para reanudar operaciones. El crimen organizado solamente está esperando”.

No está fuera de foco la prevención de Joseph Ratzinger: "Sed prudentes y sabios, edificad vuestras vidas sobre el cimiento firme (…). Esta sabiduría y prudencia guiará vuestros pasos, nada os hará temblar y en vuestro corazón reinará la paz.

Entonces (…) se preguntarán por el secreto de vuestra vida y descubrirán (..) la roca que sostiene todo el edificio y sobre la que se asienta toda vuestra existencia...”

Dicho de otra forma, si las acciones de la 4T se sustentan sobre la arena de la voluntad y el capricho de un solo hombre, el riesgo de derrumbes es alto y el costo social elevadísimo. Los venezolanos no quisieron entender a tiempo.

 

 Te puede interesar: “Di no a las drogas”, ¿no que no? 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.