Reflexiones después del segundo debate: Comercio, seguridad y derechos de los migrantes

Tierra, territorio que nos da sentido de pertenencia, nos enorgullece y del que cuidamos con responsabilidad y ejemplaridad. 


Reflexiones del debate



En esta ocasión ya no participó Margarita Zavala, pero si somos sinceros, de algún modo estuvo. Cada quien con sus expectativas de lo que seguirá haciendo, algunos pensaban que declinaría ¿por Anaya? A otros su renuncia les enfureció porque disfrutaban de la división que les daba ventaja.

Había que leer entre líneas y en clave de congruencia. Siempre reprobó el voto útil. Al irse guarda la personal consigna de ejercer un voto personal y secreto. Deja a sus seguidores en la más completa libertad para seguir a quien quieran. Hasta ahora no ha dicho, decir sería desdecirse. Es un ejemplo claro de quien es: segura de sus convicciones. Por ahora, perdimos su liderazgo.

El segundo debate en Tijuana, en una frontera, inclinaba necesariamente a la migración, estaba a flor de piel. Algunos comentarios fueron en la línea de la pobreza al no tratar otros temas precisamente por ocuparse demasiado de éste. Qué difícil dar gusto a todos…

Los moderadores León Krauze y Yuriria Sierra fueron ágiles e incisivos en sus preguntas, iniciaron con bríos aunque los fueron perdiendo a lo largo del debate.

Obviamente las preguntas del público dieron novedad y lógicamente trataron de los problemas fronterizos. Alguno compara el salario en los Estados Unidos y en México: tema candente y pendiente de afrontar.

Andrés Manuel López Obrador
Dibuja una relación etérea de amistad con Estados Unidos. Buscará que no emigren los mexicanos a ese país, generará empleos. En el campo se cultivarán alimentos para eliminar la droga. Fortalecer el mercado interno e impedirá el consumo de gasolina extranjera. No se vislumbra cómo abordará la política exterior.

Para su equipo ha sumado a Nestora Salgado y a Napoleón Gómez Urrutia cuyas trayectorias están manchadas. Sin embargo, su discurso anticorrupción está estancado en la idea de que contagiará su buen ejemplo.

La estrategia para convencer de que es el preferido consiste en asegurar que encabezará el próximo gobierno democrático pues va significativamente adelante en las encuestas, en señalar a sus colaboradores, en la promesa de eliminar a los corruptos de la mafia del poder y todo ello garantizado por el “encanto” de su autoridad moral. Por desgracia, quienes se lo han creído están optando por él.

Otros piensan en darle la oportunidad, se les olvida que ya la tuvo como Jefe de gobierno en el Distrito Federal, y hay datos fidedignos de su modo de gobernar si leen el artículo de Salvador Abascal sobre este tema, publicado en esta página.

Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’
Se centró más en hacerles ver a los otros candidatos su incapacidad para poder tratar con Trump si no logran dialogar entre ellos. A López Obrador le señala nuevamente que no responde.

Contra la corrupción propone nombrar un Fiscal Autónomo. Pone de ejemplo los operativos de Nuevo León para terminar con la trata en los antros. Habla de quitar el apoyo económico a los partidos y destinarlo al rubro tema de los migrantes.

Lo más relevante fue no centrarse sólo en el TLC porque se puede negociar con otros. Habla de tratar bien a los que migran a México, de fortalecer el campo, la banca y el petróleo. Potenciar las fronteras. Y algunos otros planteamientos entre drásticos y chuscos.

José Antonio Meade
Su presencia fue más acorde con su personalidad y experiencia, eso facilitó la credibilidad. Promete una actuación fuerte, segura y transparente. Acusó a Anaya y a López sobre algunos asuntos. Recibió agresiones como la de haber propiciado la humillación de Trump al traerlo a México cuando aún era candidato. Aunque evade la respuesta promete fortaleza en los asuntos por tratar con el país del norte.

Promete levantar la frontera sur. Atender la inversión, el comercio, la mejora de salario. Resolver el uso de las armas y revisar el tema de la corrupción. Para afrontar la migración propone mejorar la educación de los jóvenes y ofrecer el primer empleo aquí. También crear fuentes de trabajo en las comunidades de origen.

Respecto a la acusación que lanza sobre Néstora, podría revisar si le presentaron antecedentes bien documentados y comprobar el apoyo de sus colaboradores.

Ricardo Anaya
Indudablemente es un virtuoso del debate, ágil y bien documentado. Todas sus acusaciones están respaldadas. Muestra errores del actual gobierno. Respecto al impulso de empleo asegura la importancia de la inversión, aspecto que López Obrador desplomó. También le acusa con pruebas de muchas disparatadas.

Promete bajar el IVA a la mitad. Combatir la corrupción mejorando el trabajo de la policía, promoviendo el deporte, revisando el comercio de droga y de armas en la frontera norte. Revisar los casos de deportación, cuidar la reinserción y crear una representación de los migrantes en el Congreso. Los Consulados estar pendientes del modo de parar la división de las familias.

Conclusiónes

Nos encontramos con un candidato que ya es un profesional en el ejercicio de esa tarea, se trata de López Obrador, toda su estrategia está medida para provocar la reacción que le conviene.

Rodriguez Calderón no tiene esperanzas de triunfar en esta contienda pero sí puede estar labrando otras oportunidades.

Meade ofrece su experiencia en diversos asuntos de gobierno y una trayectoria personal impecable.

Anaya su sagacidad y capacidad de estudiar los broblemas.

No olvidemos que el Gobernante es el protector del país y de los ciudadanos, y a un gobernante se le elige por su prudencia. Y en una democracia el pueblo ha de calibrar y exigir el ejercicio de esa virtud.

Es notorio el enojo del pueblo por la corrupción de los políticos, pero también en el pueblo hay mucha corrupción y allí hay que trabajar desde la familia y desde la personal voluntad de reformarse.

El narcotráfico es un gravísimo problema, actualmente ya es una estructura clandestina pero muy fuerte, que pone en riesgo la credibilidad de las instituciones. Cada ciudadano es un potencial cliente del narcotráfico, si pierden la clientela ese negocio se viene abajo, pero cada uno ha de proponerse luchar en este sentido.

El Papa Francisco, con sus frases eminentemente pedagógicas, ha recordado tres necesidades básicas, que ha de propiciar el gobernante: techo, trabajo, tierra y cuidar cada ciudadano.

Tierra, territorio que nos da sentido de pertenencia, nos enorgullece y del que cuidamos con responsabilidad y ejemplaridad. Por techo se entiende una casa digna donde podamos convivir con nuestros parientes y amigos.

Trabajo donde nos desarrollemos al aplicar nuestros conocimientos y habilidades, y de donde obtengamos los recursos para sostenernos dignamente.

Techo, trabajo y tierra así entendido no tiene nada que ver ni se confunde con el asistencialismo.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com