La obsesión contra el derecho a la vida: Malú Mícher

Malú Micher ha sido clara: la primera acción que hará al llegar al Senado será que el aborto sea legal en todo el país, como pasó en Argentina hace unos días.


Malú Mícher


El próximo primero de julio día, en que se celebran las elecciones para renovar Presidente de la República, también se renuevan diputados federales y senadores. Nadie duda que la elección estrella es la presidencial, pero es fundamental poner atención en quienes pueden llegar al congreso.

Hay un caso que llama poderosamente la atención y es Guanajuato. En la elección de senadores, manejando un bajo perfil y aprovechando el efecto de su candidato presidencial, la candidata de Morena, Martha Lucía Mícher Camarena, conocida como Malú Mícher, podría llegar de rebote a la máxima tribuna del país.

De 64 años de edad, está pedagoga egresada de la Universidad Panamericana, es una de las principales activistas promotoras del aborto no solo a nivel local sino incluso a nivel internacional.

Mícher inició su actividad política como integrante del Centro de Reflexión Universitaria para el Compromiso (CRUC) cuando tenía 21 años de edad, también en ese entonces se integró de forma activa a la fundación de las Comunidades Eclesiales de Base, en León, Guanajuato.

Sus pininos laborales los realizo como maestra en zonas rurales, fundando en la década los ochenta la agrupación Promoción Educativa y Desarrollo Popular, A.C. (PREDEPAC) Vinculada a los grupos guerrilleros centroamericanos de moda en esos momentos en El Salvador y Nicaragua, que costaron la vida de muchos inocentes que, por cierto, que vivían en la pobreza extrema.

Maestra universitaria en la Universidad Iberoamericana de León durante casi quince años, fundó el grupo feminista Palabra de Mujer y encabezó grupos radicales en la materia. Esas acciones la llevaron como conferencista y delegada de México ante la IV Conferencia Mundial de la Mujer de Beijing, China.

Precisamente en 1995, el PRD la postuló como candidata externa a la gubernatura de Guanajuato, elección que ganó Vicente Fox de forma contundente. Ya desde esa época, Mícher traía en su discurso la promoción del aborto sin importar la semana de gestación.

En 1997, como premio al siete por ciento que obtuvo para el partido del sol azteca, Mícher, ya afiliada a la causa partidista, obtuvo una diputación plurinominal local para el Congreso de Guanajuato.

Siendo diputada local, en 1999, el PRD la envió como su representante en la reunión mundial de la Internacional Socialista de Mujeres en París, Francia. Semanas después de su llegada opera junto a la entonces Jefa de Gobierno del Distrito Federal, Rosario Robles, una iniciativa que se plasmó en la ley para permitir el aborto en caso de violación y que fue bautizada como la Ley Robles.

En las elecciones del año 2000, Mícher fue candidata del PRD a la alcaldía de León, obteniendo el 1.1% de la votación. Al terminar la elección fue nombrada titular de la Secretaria de la Mujer del CEN del PRD. En esa época fungió como representante del PRD en la Internacional Socialista de Mujeres en Buenos Aires, Argentina y Lisboa, Portugal.

En 2003, nuevamente por la vía plurinominal, Malú Micher ocupó una diputación federal y su objetivo fue legalizar el aborto a nivel nacional. En ese momento, utilizando su fuero, acuso, mintió y dio información falsa a las autoridades sobre el caso de recursos dados de forma legal a Jorge Serrano Limón y Provida.

Aseguró a la autoridad que Serrano Limón había cometido peculado y su asociación realizó transferencias a cuentas personales. Con el tiempo quedó demostrada la falsedad de estas acusaciones, aunque ocasion un desprestigio al activista provida.

En 2006, Marcelo Ebrard, en ese momento ya electo Jefe de Gobierno de la capital del país, nombró a Mícher directora general del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal.

Desde ese cargo, Mícher promovió y logró que la práctica del aborto se pueda realizar en clínicas de salud pública hasta las doce semanas de gestación. Utilizando un cambio en el lenguaje, se implementó el programa ILE - Interrupción Legal del Embarazo.

Como premio nuevamente a la lealtad a su entonces jefe Marcelo Ebrard, en 2012, Mícher obtuvo na diputación federal por el PRD.

Precisamente en la LXII legislatura, nuevamente Mícher trató de imponer su agenda promoviendo el aborto, solo que ahora desde los 12 años y sin consentimiento de sus padres.

Al ser rechazada su iniciativa, el 22 de abril de 2015 en un comunicado de prensa afirmó:
“Los derechos sexuales y reproductivos deben estar por encima de cualquier ideología y alianza partidista. La iniciativa fue examinada una y otra vez teniendo como eje transversal la perspectiva de género y de derechos humanos y como argumentos fundamentales las siguientes reformas necesarias y urgentes:
-Considerar a la salud sexual y reproductiva como materia de salubridad general e incluirla en los servicios básicos de salud.
-La definición puntual de embarazo.
-Contemplar la prestación de los servicios de planificación familiar, que incluye brindar servicios informativos e integrales sobre métodos de anticoncepción y los de reproducción asistida. 

El estado debe garantizar a todas las personas el derecho a la salud sexual y reproductiva plena, satisfactoria, libre e informada y no descansaremos, desde ningún ámbito de nuestra competencia, hasta que este derecho fundamental sea reconocido, garantizado y protegido”.
Precisamente en los debates sobre este tema, Mícher afirmo:
“No es cierto, nuestra Constitución Política todavía habla del derecho a la vida, no habla del derecho a la vida desde la masturbación, como lo quieren hacer ustedes, ni desde la concepción.
No hay ningún estudio, ninguna afirmación, en el mundo mundial que diga en qué momento se da la concepción, se habla del momento en que hay embarazo cuando hay implantación en el útero.
En ningún momento podríamos saber si a las tres horas del acto sexual, si a las cuatro, si a las diez no hay concepción, hay embarazo, y el embarazo es en el momento en que se implanta en la matriz.
Nosotros, nosotras tenemos la frente en alto. No vamos a desconocer los derechos sexuales y reproductivos nomás porque Dios dice. Aquí saquen a Dios y metan los derechos”.

Al finalizar la legislatura renunció al PRD y se sumó a Movimiento Ciudadano. No sin antes defender a Marcelo Ebrard por el desvió de recursos de la construcción de la línea 12 del metro.

Fiel a su antiguo jefe, a finales del 2017 se sumó a invitación de él a Morena, quien ahora la postula al Senado de la República.

Malú Micher ha sido clara: la primera acción que hará al llegar al Senado será que el aborto sea legal en todo el país, como pasó en Argentina hace unos días.

¿Llegara Malú Micher al Senado? Está en manos de los guanajuatenses.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com