¿Cómo lidiar con una persona tóxica?

Estas son las llamadas personas tóxicas y te daré algunas de sus características para que puedas identificarlas…



¿Te ha sucedido que te sientes mal cuando estás con una determinada persona?. Te sientes incómoda, sus comentarios denotan desprecio, puedes llegar a sentirte vulnerable y sobretodo ante su presencia tu forma de ser carácter se ven afectados.

 

Esta persona puede ser tu novio, cónyuge, mamá, jefe, compañero de trabajo o cualquier familiar. El resultado es que nos altera y nos quita la paz.

 

Estas son las llamadas personas tóxicas y te daré algunas de sus características para que puedas identificarlas:

* Se centra siempre en negativo de las cosas

* Nunca escucha tus problemas

* Siempre está dispuesta a señalar tus defectos

* Te saca de quicio a menudo

* No tiene en cuenta tus sentimientos

* Te presiona para que hagas cosas con las que no te sientes a gusto

* Te llena de dudas

* Traspasa continuamente tus límites

* Nunca asume su responsabilidad

* Se resiste a cambiar

 

Como podrás ver, son personas que no aportan nada positivo en la vida. Cuando se trata de personas cercanas a nosotros, puede surgir un fenómeno de enganche y dependencia que cuesta ver y reconocer.

 

Comparto contigo cinco claves que nos ofrece la Dra. Marian Rojas, amiga mía para protegernos de las personas tóxicas que nos dificultan nuestra vida día a día:

 

1. Sé discreto con esas personas:

En cualquier momento pueden usar la información que tienen para anularte o hacerte daño. Las personas que te quieren se alegrarán de tus éxitos y sabrán apoyarte en los momentos de dificultad.

 

 

2. Ignora la opinión de la gente tóxica:

Así serás libre de sus palabras y comportamientos. Relativiza su comportamiento, no le des tanta importancia. De ti depende que ellos te influyan.

 

Aprende a ponerte un impermeable psicológico, donde se te resbalen sus miradas, comentarios o críticas. Pregúntate: ¿quiero que esa persona tenga tanta importancia en mi vida?

 

 

3. Aléjate de ellas.

Decía el Dalai Lama: “deja ir a personas que sólo llegan a compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás”.

 

Intenta olvidarte de esa persona tóxica. Aléjate, poco a poco o de manera directa. Despídete si es necesario y sino huye. No hay que olvidar que hay personas que llegan a nuestra vida y la mejoran, pero hay otras que cuando se alejan, la mejoran aún más.

 

 

4. Aprende a convivir con ellas.

Si no puedes despedirte porque forman parte de tu vida, son cercanas a ti, aprende a convivir con ellas.

 

Intenta analizar aquello que te causa tal grado de inquietud en tu relación con esa persona. Lo primero es determinar si se trata de un “tóxico universal”, es decir que todos opinan que es una persona tóxica; o si se trata de un “tóxico individual”, que te afecta solo a ti.

El segundo paso consiste en desmenuzar la raíz de la toxicidad, que significa preguntarte: ¿qué sucede en mi cuando veo a esa persona? ¿surgen sentimientos de inferioridad, de debilidad, de rabia, temor, ira?

 

Aprende a analizarte a ti mismo e intenta comprender a esa persona tóxica: ¿qué le sucede? ¿por qué me trata así?. Muchas veces al comprender la situación por la que pasan otras personas, su historia, traumas o problemas, nos podemos compadecer de ellas y dejar de sufrir.

 

E incluso ir más allá y perdonar a esa persona. El perdón es el mejor bálsamo que existe.

 

 

5. Tener cerca “personas vitamina”

Estas personas producen el efecto contrario en nuestra mente y en nuestro organismo. Son capaces de alegrar el corazón en segundos.

Es muy recomendable tener a mano personas buenas, con intenciones sanas que nos fomenten y enriquezcan el equilibrio interior.

 

Pregúntate si en tu vida existen este tipo de personas, y cual es tu actitud ante ellas.

 

Cuando consigas que las personas tóxicas no te hagan vulnerable, habrás ganado la batalla y conseguirás la paz interior que deseas.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com