¿Otra Cristiada?

¿Otra Cristiada? Tal parece que con el gobierno de AMLO, podría ser esto posible.


AMLO y su nueva Ccristeada


EN 1925 el Santo Padre Pío XI instituyó con base en los acontecimientos en México, como festividad universal en el mundo entero oficialmente la fiesta de Cristo Rey, que acabamos de celebrar hace unos días. Este gran día que desde entonces se celebra cada año en todo el mundo y que dio lugar a que se construyeran por todas partes monumentos a Cristo Rey, empezando por el Cristo del Corcovado en Río de Janeiro en Brasil. Realmente el primero se construyó aquí en México EN 1920 y fue dinamitado por orden de Obregón, que también trató sin éxito, destruir con una bomba (1921) la imagen de Nuestra Señora Santísima la Virgen de Guadalupe plasmada en la Tilma de San Juan Diego. En 1923 se puso la primera piedra para la construcción de un nuevo monumento a Cristo Rey con la asistencia de 80,000 personas, frustrándolo Obregón que expulso a Mons. Filippi nuncio apostólico, que presidia el evento. No fue sino hasta 1944 cuando bajo el gobierno del Gral. Manuel Ávila Camacho, conocido como el Presidente Caballero, cuando se pudo construir un nuevo monumento a Cristo Rey en la cumbre del Cerro del Cubilete en el Centro Geográfico de México.

La persecución sangrienta y la represión furiosa de la Libertad Religiosa, por Obregón, Calles (fundador del PRI según las directrices del embajador de EE.UU. Dwight Morrow) y después Cárdenas, iniciada desde Venustiano Carranza en 1914, había despertado una devoción más viva en el pueblo mexicano, provocando su consagración precisamente ese año de 1914 a Cristo Rey y posteriormente al negar el Gral. Calles la Libertad Religiosa, y el Congreso no hacer caso a la petición respaldada por 2 millones de firmas cuando la población total del país era de 16 millones, provocar la iniciación de la Cristiada (1926), como se le conoció al movimiento armado en defensa de la Liberta Religiosa. Esta valiente defensa y la firme devoción del pueblo a Cristo Rey, fue lo que motivo al Santo Padre a proclamar la festividad mencionada y que después del Cristo del Corcovado (1925) se construyeran monumentos en su honor en todas partes del mundo, siendo los de mayor altura (de 20 a 30 m) el de Marabea en la Toscana Italiana, el Cristo del Pacifico en Perú, el de Lisboa en Portugal, el de Cali Colombia, el de Otero en España, el de la Misericordia en Nicaragua, el del valle de Chamonix en Francia, el de Dili en Timor Oriental, el de Kung Tau en Vietnam, el de Cochabamba en Bolivia, el recientemente construido en Pomnik Polonia (33 m) que no podía quedarse atrás. Imposible en este espacio mencionar todos, pues hasta en el Estrecho de Bering los esquimales tienen el suyo. Tan solo en México se tienen de los de mayor dimensión, en las Noas en Torreón Coahuila, el del Morro, el de los Álamos en Tijuana, el Cristo Roto en San José de la Gracia en Aguas Calientes que es de los más hermosos y así podríamos seguir por un buen rato. También aquí en México se inició “la peregrinación de la juventud” cada año al monumento de cristo rey de cada lugar y que actualmente está despertando el entusiasmo de los jóvenes de todas partes del mundo donde hay Monumentos a Cristo Rey.

El cariño y la devoción a nuestra madrecita del Tepeyac, no es necesario recalcar, baste mencionar que es el santuario más visitado de todo el mundo con más de 20 millones de peregrinos, superando los 16 millones que asisten a san pedro en roma, Lourdes en Francia y Fátima en Portugal juntos.

De estos hechos no puede preciarse ningún otro país, ya s.s. Benedicto xiv lo manifestara “no fecit taliter omni natione”, no hizo (Dios) cosa igual con ninguna otra nación y esa fe de nuestro pueblo, que no ha podido desterrar la izquierda (masonería) por más esfuerzos que ha hecho y que sigue haciendo, serán la garantía de que México no caerá nunca en manos de la izquierda radical e intolerante.

Ciertamente se cierne sobre México, en forma cada vez más clara, la amenaza de una radicalización de la izquierda rabiosa, enemiga a muerte de los valores cristianos. Ya vimos que con una estrategia muy bien planeada y coordinada (por la mafia de izquierda), todos los partidos de izquierda incluyendo el PRI, así como el PAN infiltrado, aprovechando que la gente quería un cambio, llevaron a López Obrador al poder, controlando por mayoría el congreso, gobiernos y congresos estatales y municipales y el poder judicial obedecerá como siempre lo ha hecho. Situación ideal para establecer una dictadura, que se presenta como una democracia populista. Obrador ya lo dejo claro “quien es el que manda”.

Cada día López Obrador da una expresión más de lo que va a hacer y lo hace parecer como muy bueno y si lo parece, pero no dice lo que hay detrás, sus verdaderas intenciones. Es necesario “leer entre líneas”. No se puede confiar. Sus consultas, del aeropuerto, del tren maya, sobre sus 10 iniciativas pretende gobernar según la voluntad del pueblo, que son “un ejercicio democrático”, detonador de desarrollo económico”, que “revierten la violencia”, “siendo una muestra” de que obrador toma en cuenta al pueblo. Se substituirán los sindicatos actuales (de maestros, obreros, municipales, etc.) por nuevos, controlados por Morena, habrá nueva ley de educación introduciendo la ideología de género contra la vida, la familia y la libertad religiosa. Alguien que necesita esconder sus verdaderas intenciones, detrás de lo que se hace, no es digno de confianza, no se le puede creer.

Dice que el pueblo decide, pero basta para que un grupo manifieste que no está de acuerdo, para que salte diciendo que “no seré rehén de nadie” para el “solo sus chicharrones truenan”, ya saben “quien es el que manda.”

¡No necesitamos otra constitución! Y una moral de estado, una Ideología de Estado, una religión de estado, no lo podemos aceptar.

Todo se hará “democráticamente” (según López Obrador), pero recordemos que con la palabra democracia se ha tratado ya de mucho tiempo atrás, de engañar a los pueblos: Todos los países dominados por el comunismo (hoy socialismo) se nombraban republicas democráticas… de Alemania del Este, de Polonia, de Hungría, de Corea del Norte…. “República Democrática Bolivariana de Venezuela” (Chávez-Maduro), pero ya sabemos que tan democráticamente se manejaban las cosas allá. No dejemos que el nuevo nombre de México llegue a ser “república democrática de México”.

El crear la Guardia Nacional, no es para combatir el Crimen Organizado como se pretende, sino para tener todo bajo control (como Maduro con sus mercenarios cubanos), porque no confía en el Ejército y la Marina, que le deben lealtad a México y no a él.

Defendamos con nuestras vidas: la vida, la familia y la libertad religiosa, no dejemos que nos arrebaten lo más valioso que tenemos. No dejemos que las cosas lleguen al extremo de que se requiera otra cristiada, que de llegar a eso, sabemos… “Que el eterno destino, un soldado en cada hijo te dio…” que solo restaurando la cultura de la vida y del amor lograremos el México que todos anhelamos: libre, seguro, sin violencia, prospero, sin pobreza, ni hambre, ni muerte.

“Donde hay bosques hay agua y aire puro; donde hay agua y aire puro hay vida.”

Te puede interesar: ¡A ver de qué cuero salen más correas!

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com