Canícula en pleno

El clima sencillamente está loco.



“Vor allem habe ich dei Goetliche Gnade und Barmherzigkeit an mir gelernt.
Ihm sei Ehre in Ewigjeit” Mariscal de Campo von Hindenburg (Sobre todo, la Gracia y Misericordia de Dios, la he llegado a conocer en mí mismo. A Él sea el honor por toda la eternidad).

En el mundo se han hecho presentes en momentos claves de la historia, personajes extraordinarios imbuidos por lo que San Juan Pablo II, nuestro querido “Papa mexicano” como el mismo se reconocía por su identificación con nuestro pueblo, así como por su grande amor a nuestra Madrecita la Virgen de Guadalupe, llamo acertadamente la cultura de la vida y del amor, que es la que se basa en las enseñanzas de Nuestro Señor.

Podemos citar muchos casos de diversos países. Quiero aquí y ahora, referirme a la tierra de mis padres que fundada por Carlo Magno en el siglo IX llego o durar 1000 años como Sacro Imperio Germano Romano, hasta que Napoleón lo disolvió el año de 1806, Bismark en 1871 tras la Guerra con Francia, unifico nuevamente a Alemania formando el Segundo Imperio, von Hindenburg logro levantar al país después del desastre de la Primera Guerra Mundial, echando todo a perder Hitler con su estúpida teoría de la “superioridad de la raza aria”, provocando la Segunda Guerra Mundial. Fue nuevamente un ferviente católico de 83 años de edad Konrad Adenauer, que logro el famoso “Milagro Alemán”, fue luego Helmut Kohl otro católico quien consolidara lo alcanzado, con la reunificación de las “dos Alemanias” y ahora Ángela Merkel, dentro de la Unión Europea, lleva al país adelante, marcando su destino afianzando su conciencia en sus orígenes y raíces cristianas, en Cristo y en la Biblia, manteniéndose como la mejor economía de Europa.

Un pueblo, una nación que se mantenga en la cultura de la vida y del amor nunca se degradara, ni corromperá y siempre encontrará a alguien que basado en la misma, logre sacarlo adelante por encima de cualquier desastre. Quiera Dios que no lleguemos a estar como Venezuela para requerir un personaje de estas condiciones. Puse al principio una cita de von Hindenburg un aguerrido general prusiano que marca claramente sus convicciones, los demás mencionados, se caracterizan por el mismo espíritu.

En México hemos tenido personajes de esos tamaños, no lo que la falsa historia oficial no presenta como héroes. Gracias a los Cristeros, esos bravos defensores de la Libertad de Religión, que dieron su vida porque nosotros pudiéramos vivir la libertad de la que gozamos, no se impuso la dictadura de la izquierda (socialista), encabezada entonces por Obregón y Calles, fundador del actual PRI, de donde salió el PRD, Morena y todos los demás partiditos comparsas, coordinados todos por debajo de la mesa por la masonería criolla, manipulada por la masonería yanqui.

La historia verdadera es la “Maestra Magistral”, que nos enseña lo que debemos evitar para no caer en la desgracia. Abramos nuestro “paracaídas” (mente) para que percibamos las cosas como son y no maquilladas y podamos llegar a una verdadera Democracia, sin que nos sigan engañando.

Estamos en plena canícula, y lo que está pasando nos señala muy claramente la grave situación en la que se encuentra nuestro medio ambiente, no es solamente el también grave problema socio-político. La solución de fondo es la misma para los dos: Reinstaurar la cultura de la vida y del amor. ¡No hay de otra!

Nuestra gente de campo, conoce muy bien el término de Canícula y sabe que normalmente dura de 15 a 20 días. Ahora que para justificar el que ya llevemos más de tres semanas sin lluvias estando en pleno “Tiempo de aguas” se está mencionando someramente en los medios de comunicación y que su duración es de 40 días. En realidad la Canícula, si es un pequeño verano en el tiempo de Aguas, hace más calor (hasta 45 a 50 grados en algunas partes actualmente), deja de llover, el cielo está limpio de nubes. Se refiere a que se debe a un anticiclón en las Bermudas lo que inhibe la formación de nubes. El problema no es el fenómeno, que se presenta año con año, sino la intensidad con que se está presentando y esto como consecuencia de los cambios climáticos debidos al sobrecalentamiento global. El clima sencillamente está loco.

Si el gobierno aprovechara la presentación de la Canícula, que llama la atención, podría darse cuenta del tremendo daño que nos está causando el cambio climático y de que es urgente tomar medidas adecuadas para revertir el sobrecalentamiento. Con respecto a la canícula se puede observar, que al dejar de llover, deja de haber infiltración del agua al subsuelo y consecuentemente la realimentación de los acuíferos, reduciendo las reservas de agua disponible. Los subsiguientes aguaceros que forzosamente se presentaran con las inundaciones y deslaves que antes no ocurrían, provocaran grandes daños en las viviendas, perdida de cultivos, ganado y vidas humanas, provocado por las agua broncas que no se infiltran, sino corren superficialmente arrastrando (erosionando) las tierras buenas y fértiles, llegando hasta el mar sin poderse aprovechar.

Hay que hacer lo suficiente y no contentarse con “hacer mucho” supuestamente, tenemos que recuperar el más de 90% de nuestros bosques que perdimos el siglo pasado, además de reducir la producción de gases contaminantes, lo que entre los dos provoca el efecto invernadero.

Nuestros problemas socio-políticos, así como los del medio ambiente, solo los superaremos reinstaurando la cultura de la vida y del amor. ¡Así de fácil!

“Donde hay bosque hay agua y aire puro; donde hay agua y aire puro hay vida.”

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com