Cierra el tiempo de aguas y… ¡Dos semanas que no llueve!

En los campos la milpa se está acebollando, sus hojas se contraen por falta de agua, los campesinos temen que se pierda la cosecha.



El servicio meteorológico anuncia que los calores seguirán hasta septiembre. En muchos lugares que mencionaban con 36 grados de temperatura, esta ha subido a 40 y donde referían que había hasta 47 informan que ha subido hasta 49. De repente se nubla, parece que ahora si va a llover, pero a la hora, pues nada, nada más nos engañó. La misma gente del campo que antes te podían decir con seguridad si iba a llover o no, hoy en día está desconcertada ¿qué está pasando en el medio ambiente?

 

Hoy (7 de junio) en la noche por fin llovió bonito, la milpa en el campo se salvó. Ahora solo falta que empiecen las lluvias torrenciales, lo que parece acontecer y que causa muchismos daños y precipitación que no se aprovecha, porque las agua brocas qué forma se lanzan hacia abajo erosionando la buena tierra, provocan inundaciones y deslaves, sembrando muerte a su paso, llegando al mar sin utilidad alguna.

 

Lo que llamamos tiempo está loco. ¿Dónde están los 131 ciclones o huracanes que anunciaban y que debían facilitar la precipitación pluvial y de la cual prevenían que había que tomar precauciones para evitar inundaciones, deslaves y los daños correspondientes?

 

¿Nos estará castigando la madre naturaleza por no hacer caso de las múltiples advertencias que nos ha estado haciendo (focos rojos) y el daño tan tremendo que le estamos causando?

 

Y es que por los intereses económicos, por los que inclusive se llega a “Guerras injustas” como en Siria (creada artificialmente por EU por un gaseoducto), o bien por intereses políticos y de poder como aquí en México, no se atiende la problemática ambiental como debe ser. Se hace, pero solamente para que digan que se está haciendo y eso no es suficiente.

 

El Día Mundial del Medio Ambiente está encima, ¿pero cómo podemos celebrarlo si no hacemos nada efectivo a su favor? En el mundo desde hace más de 20 años que fue la primera Cumbre Mundial por el Medio Ambiente con la famosa Reunión de Rio en Brasil, pasando por la de Cancún aquí en México para la cual Calderón y Ángela Merkel se pusieron a cabildear para lograr un acuerdo general y con todo el Protocolo de Kioto, no se ha logrado absolutamente nada. Sobre todo países con fuertes intereses de sus mafias petroleras (especialmente EU e Inglaterra), han orillado a sus gobiernos a bloquear cualquier acuerdo. Contados países como Alemania, Italia, España y Francia, han trabajado por su cuenta por el medio ambiente, que es algo muy valioso, porque ponen el ejemplo aparte de sus logros que son valiosos en sí, pero los esfuerzos aislados no son suficientes, se requiere un trabajo conjunto de todos, para que así podamos hacer regresiva la situación y garantizarnos, así como a muchas especies la supervivencias sobre la Tierra.

 

Es inaceptable como muchos gobiernos en forma parcial o total se dejan manejar por la cultura de la muerte, no haciendo caso o inclusive bloquean los acuerdos favorables al medio ambiente. Por cierto Macron, presidente de Francia, según El Economista, acaba de manifestar que “Los líderes del G7 no deben tener temor de alcanzar acuerdos sin el presidente de Estados Unidos en la próxima cumbre del grupo, aunque la unanimidad es siempre preferible.”

 

Ojalá que en esa reunión del G7, sin EU se llegue a un acuerdo positivo para el medio ambiente y que sea secundado por los demás países, o por lo menos de la mayoría, invitando a los demás a sumarse a las acciones acordadas, forzando a EU y a otros rejegos a cumplir también, con lo que será en beneficio de todos.

 

Para que se logre esta maravilla, se requiere en forma indispensable que vaya ganando terreno nuevamente la cultura de la vida y del amor en la sociedad y por presión de esta la adopción de ella por parte de los gobiernos y esto es un trabajo de todos. No hay que esperar que los otros lo hagan, hay que empezar uno mismo y animar a los demás que también lo hagan y entre todos orillar a los gobiernos que también se incorporen a esta acción en beneficio de todos.

 

¡Cuidado! No podemos dejar que se adueñen del poder partidos de izquierda, partidarios de la cultura de la muerte, como lo es Morena de López Obrador, que una vez con el sartén por el mango, convertirían a México en otra Venezuela. Muchos venezolanos están emigrando a México y no se cansan de advertirnos que no nos dejemos engañar como sucedió allá con Hugo Chávez, al que siguió Maduro, llevando su régimen al pueblo a la más infeliz de las situaciones, prisión para todo aquel que no esté de acuerdo (hasta a un Obispo lo encerraron por eso, no respetan nada), represión violenta con muertos a toda manifestación pacífica por justicia, libertad o pan, hambre, falta de lo más elemental para la vida, alimentos, medicinas y sobre todo falta de libertad total. Nos dicen que por amor a Dios no votemos por un sistema populista igual, con Obrador, que sería la ruina de México.

 

“Donde hay bosques hay agua y aire puro; donde hay agua y aire puro hay vida”.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com