Prioritaria, la conclusión del TEO (Parte 1)

La idea de un sistema de drenaje profundo inició en 1959; éste se inauguró en 1975, consistía en el Túnel Emisor Central y dos túneles interceptores.


Proyecto Túnel Emisor Oriente (TEO)


La semana pasada se anunció la conclusión de las obras del Túnel Emisor Oriente (TEO) para este 10 de julio. Es un hecho importantísimo, dada la urgencia de aumentar y mejorar todo el sistema de drenaje profundo de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM).

Hemos insistido sobre el fenómeno de hundimientos del suelo de la Ciudad, provocado por la sobreextracción de agua del acuífero y que llega a cifras alarmantes. Los hundimientos afectan a toda la infraestructura urbana, pero principalmente a los drenajes superficiales de la ZMCM.

El Gran Canal del Desagüe, el Canal de la Compañía y el Dren General del Valle ya no están funcionando, su capacidad se ha reducido drásticamente debido a los hundimientos. Por otra parte, la red de tuberías para el desalojo de las aguas negras y de lluvia es obsoleta y en los últimos 20 años no se han aportado los recursos necesarios para su modernización y correcto mantenimiento.

La idea de un sistema de drenaje profundo se empezó a analizar desde 1959 en la Dirección General de Obras Hidráulicas. Las obras fueron iniciadas en 1967 y, gracias al extraordinario esfuerzo de ingeniería y de empresas mexicanas, el sistema fue inaugurado en 1975, consistente en el Túnel Emisor Central y dos túneles interceptores.

Durante casi 20 años, y de acuerdo con su diseño, el sistema manejó exclusivamente aguas pluviales y en temporada de estiaje se cerraba cada año para su inspección y mantenimiento.

Sin embargo, debido a esta pérdida de capacidad de los principales canales y drenajes superficiales, a mediados de los noventa se empezó a utilizar para el manejo de aguas negras.

A partir de entonces, este importante sistema profundo opera todo el tiempo conduciendo aguas negras sin el correcto mantenimiento, lo que representa un altísimo riesgo.

La conclusión y puesta en operación del nuevo Túnel Emisor Oriente es urgente. El anuncio hecho por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) es una muy buena noticia que celebramos.

Te puede interesar: Vitoria, ejemplo de ordenamiento urbano 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com