Sistema de Drenaje Profundo (Parte 2)

De no hacerlo, las inundaciones aumentarán de manera inexorable.


Drenaje CDMX 


La semana pasada, el Colegio de Ingenieros Civiles, la Academia de Ingeniería y la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingeniería, presentaron sus conclusiones al próximo secretario de Comunicaciones y Transportes respecto a la opción de Santa Lucía frente a la continuación de las obras del Nuevo Aeropuerto. El documento considera que la mejor solución es continuar las obras en Texcoco.

Me tocó participar en un ejercicio previo a este análisis de la academia, en la mesa sobre los temas hidrológicos relacionados con el Nuevo Aeropuerto. Junto con varios colaboradores y expertos en geohidrología, y después de una revisión exhaustiva de las acciones y proyectos en proceso, llegamos a la conclusión de que no están dadas las condiciones suficientes para garantizar la seguridad frente a inundaciones en la zona oriente de la Ciudad de México.

En la primera parte de este artículo comenté que los fuertes hundimientos del suelo, sobre todo en el oriente, han dejado prácticamente sin capacidad a los principales canales de desagüe. Alrededor del polígono del Nuevo Aeropuerto, confluyen el Dren General del Valle, el Canal de la Compañía, los drenes Chimalhuacán I y Chimalhuacán II y el Río de los Remedios.

Ante esta situación y aunado a la pérdida de la zona del vaso del Lago de Texcoco que ocupará el futuro aeropuerto, recomendamos acelerar los proyectos en proceso, pero además, la realización de una serie de obras que no están contempladas y que deben estar vinculadas al proyecto del NAICM.

En primer lugar, resulta imprescindible terminar la construcción del Túnel Emisor Oriente (TEO) con una capacidad de desagüe de 150 m3/s, que se suma a la capacidad del Túnel Emisor Central en temporada de lluvias. Lo más importante es que esto permitirá sacar de operación uno de los dos de forma alterna, durante el estiaje, para su revisión y mantenimiento.

Otro proyecto importante, que lleva a cabo la Conagua en esta administración, es el Túnel Emisor Poniente II, con una capacidad de 112 m3/s y que viene a reforzar al actual Emisor del Poniente, con objeto de garantizar el desalojo eficiente de las aguas pluviales y residuales provenientes de la zona norponiente. Al igual que el TEO, este túnel está en proceso de construcción, con un retraso muy serio en los tiempos establecidos.

La Conagua tiene avanzado el proyecto del Túnel Profundo Dren General del Valle, pero a la fecha no se ha iniciado el proceso de licitación. Éste sustituiría al Dren General superficial que corre de norte a sur, paralelo al polígono del NAICM y es imprescindible para lograr un desalojo eficaz de los drenajes que confluyen en este canal.

Vinculado al Túnel Profundo del Dren General, en nuestro estudio propusimos la construcción de una laguna artificial de captación de agua en Tláhuac, donde de manera espontánea, se ha ido formando una laguna llamada Xico. Así se podrían captar los escurrimientos de la Sierra Nevada, los drenajes de Ixtapaluca, Chalco, Chalco-Solidaridad; construir una planta de tratamiento, y descargar el agua tratada directamente en la laguna de Xico.

El objetivo es limitar el uso del Canal de la Compañía, el cual se encuentra en pésimo estado. De esta forma se reduciría el tremendo volumen que recibe el Dren General del Valle en temporada de lluvias. La laguna de Xico compensaría, en parte, la pérdida del lago Nabor Carrillo.

Los proyectos mencionados, tanto los que están en proceso constructivo, como los que proponemos impulsar, representan inversiones de miles de millones de pesos. Sin embargo, de acuerdo a nuestro análisis, consideramos absolutamente necesarios para dar seguridad a la población de la zona oriente de la Ciudad.

Si la decisión sobre el NAICM al final de estos estudios y de una consulta pública, o bien, por “razones de Estado”, fuera la de continuar el proyecto en Texcoco, como proponen las instituciones de ingeniería consultadas, entonces el gobierno federal deberá considerar los proyectos que se proponen y que requieren de fuertes inversiones que no han sido consideradas. De no hacerlo, las inundaciones aumentarán de manera inexorable.

Te puede interesar: Sistema del drenaje profundo (Parte 1) 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com