Un independiente para ciudadanos gigantes

La Ciudad de México no tiene por qué ser caótica, desigual e insegura. La Ciudad a la que aspiramos todos los días es posible. En efecto, esta Ciudad todavía es rescatable, pero sólo si los ciudadanos provocamos un cambio radical.


Candidato independiente


El sismo del pasado 19 de septiembre dejó clarísimo la solidaridad y entrega de la sociedad pero, a la vez, la profunda corrupción inmobiliaria y la incompetencia de las autoridades responsables.

Un claro ejemplo de por qué el sistema político no está a la altura de sus ciudadanos, de nuestros problemas y anhelos.

La Ciudad de México está al punto del colapso en muchos sentidos: pensemos, por mencionar algunos temas, el caos en el transporte, con un promedio de velocidad que tiende a 0 kilómetros por hora, la creciente inseguridad que convirtió al 2017 en el año con mayor índice de criminalidad, la enorme corrupción que nos quita a los contribuyentes millones de pesos por día, o el cada vez más problemático acceso al agua, que en pocos años llevará a la Ciudad a una crisis de abastecimiento de consecuencias inimaginables.

Los gobiernos del PRD y ahora Morena, que se han apropiado del poder los últimos 20 años, sostienen un sistema político enano, corrupto y corruptor que está destruyendo la convivencia y el bienestar de la sociedad. Si queremos evitar el colapso de nuestra Ciudad, así como mejorar la calidad de vida de sus habitantes, requerimos acabar con estos malos gobiernos.

La pésima calidad de los servicios públicos, la inseguridad, la violencia y la falta de oportunidades son reflejo de esto. Si no logramos cambios de fondo y la erradicación de un sistema obsoleto, los problemas de la Ciudad se agravarán.

Los cambios de fondo que requiere la Ciudad de México se pueden construir con una amplia participación ciudadana, visión de largo plazo y voluntad política para lograrlo; de otra forma, las acciones de gobierno seguirán tomándose por ocurrencias personales o de camarilla con la única finalidad de mantenerse en el poder.

Lo mismo está sucediendo dentro de los partidos políticos que están siendo partícipes de esta situación. Por esta razón he decidido participar como candidato independiente, porque considero que la mayoría de los partidos políticos se han corrompido y han dejado de ser verdaderos instrumentos al servicio de la sociedad para la búsqueda del bien común.

La única forma de garantizar el cambio de este sistema, así como una estabilidad institucional, es mediante dos condiciones: 1) el diálogo y la negociación —esencia de la democracia— mediante una amplia participación ciudadana, para construir con la comunidad una visión de largo plazo a través de consensos; y 2) considerar la solución de fondo de los graves problemas de la metrópoli, al margen de dogmas e ideologías, erradicando la corrupción y el clientelismo electoral.

Formamos parte de una sociedad harta de la demagogia, pero también una ciudadanía capaz de establecer un nuevo orden, con visión, generosidad y talento.

La verdadera legitimidad de las autoridades y el fortalecimiento de nuestra sociedad procede de atender primeramente a sus miembros más débiles y frágiles.

Esto es lo que demostramos miles de ciudadanos después del 19-S; fuimos más grandes que nuestras autoridades y el sistema de partidos. Hubo una conciencia de la gravedad de la situación y de que muchas personas perdieron la vida o su patrimonio y gracias a ello nos movilizamos, nos solidarizamos para atender a quienes eran en ese momento los más necesitados.

Hoy tenemos la posibilidad de revalorar la democracia y demostrar que la política sí puede hacer la diferencia. Como ciudadanos debemos participar más en la solución de los problemas sociales, cívicos y políticos. En 2018, los ciudadanos podemos quitarle el poder a los corruptos, pues es un hecho que hasta un 37% de la población estamos a favor de un candidato independiente.

Por eso estoy pidiéndote tu firma para lograr mi registro como candidato independiente, porque los ciudadanos de la Ciudad de México somos #GiganteseIndependientes.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com