Notas sueltas sobre la no decisión

Así o más claro.


 AMLO presidente electo


El anuncio de la no decisión sobre el aeropuerto que hizo López Obrador la semana pasada, revela varias cosas del Presidente electo y sus procedimientos en la toma de decisiones. Proponer que una decisión de carácter técnico sea tomada en una consulta popular, habla de miedo a los costos políticos –ellos que para todo presumen tener 30 millones de votos–, habla también de falta de capacidad en un equipo que solamente sabe amparase en los discursos de la plaza pública, y enseña también esa parálisis que ha sido la pauta de varios gobiernos a la hora de decisiones difíciles, esa parálisis hamletiana que a veces termina en tragedia. Van algunos puntos sueltos sobre el tema.

• Si según los ganadores se votó por un amplio proyecto de cambio, por un giro radical en la manera de conducir al país, ¿para qué hacer una consulta? No hay mayor consulta ni más clara que la votación del pasado mes de julio. Si no quieren decidir más que para dar chamba a sus amigos de la segunda transformación, para apoya el beisbol y bajar sueldos, no eran necesarios tantos años de campaña.

•Es claro que el millonario Riobóo es quien será el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, y el señor Jiménez Espriú es una simple marioneta del empresario que no sabe dónde acomodarse en una situación compleja.

•¿Quién ha pagado y cuánto han costado los asesores chilenos y del MIT?

•¿Cuántas áreas del equipo de transición cuentan con asesores de ese nivel?

•Resulta extraño que quien tiene un mandato de respaldo tan amplio, como es López Obrador, no quiera tomar una decisión, que una vez pasada por su liderazgo tendría plena legitimidad. No se entiende el miedo a decidir.

•Una lectura posible de los anuncios de la semana pasada es la marcada debilidad del Presidente electo por el pasado. Los nuevos nombramientos de echeverristas, el anuncio de un tren y el rechazo del aeropuerto son síntoma del pavor a la modernidad.

• El desorden en el equipo de transición es un reflejo del desbarajuste que nos espera términos de gestión gubernamental. Anunciar un anuncio para anunciar otro anuncio no es una buena señal. Tomar la decisión de no decidir es una mala decisión. Poner una cuestión de complejidad técnica en una consulta popular o una encuesta nacional, va a poner en entre dicho otras decisiones del gobierno menos complejas que no pasen por ese mecanismo.

•¿Piensa usted participar en la consulta para decidir si se hace o no el nuevo aeropuerto? A la mejor esto le sirve porque es parte de los documentos que subió el equipo de AMLO como información de los asesores:

Single approach to AICM and single or dual approaches to Santa Lucía (RNP AR procedure to AICM) – RNP AR (Required Navigation Performance Authorization Required) is a satellite-based approach procedure.

–No interference at the San Mateo VOR by creating an RNP AR procedure from the south for AICM

– MITRE investigated several possibilities of RNP AR procedures to AICM to avoid use of the San Mateo VOR (the following slides show a reasonable option)

The Height Above Touchdown (HAT) and visibility minimums would be far too high to be usable in bad weather, leading to closing of AICM during such periods, a very common event in winter time today that would only get worse as this procedure is implemented

–RNP AR, as the sole approach procedure for a major airport, is highly problematic.

Así o más claro.

•Finalmente hay que decir que en efecto el pueblo es bueno, el pueblo es sabio, pero no es bilingüe ni sabe de aeronáutica.

 

Te puede interesar: Una discusión saludable
@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com