El Papa Francisco: “Un hombre de palabra”

Esta cinta presenta el alma y el pensamiento del líder máximo de la Iglesia Católica a través de una serie de planteamientos sobre las problemáticas más relevantes de nuestros tiempos.



El trabajo en conjunto entre dos personas de gran sabiduría y de gran corazón garantizan la creación de algo simplemente extraordinario. Es el caso de la película El Papa Francisco, un hombre de palabra, el más reciente documental de Wim Wenders, y en el cual el papa es el protagonista y le habla directamente a la gente a través de la cámara y la sensibilidad del cineasta.

Entrañable por sus emblemáticas películas como Las alas del deseo, Paris Texas, Tan lejos tan cerca, Buenavista Social Club… el director alemán sorprende con esta nueva producción que él mismo define como un reconocimiento al papa Francisco.

Esta cinta presenta el alma y el pensamiento del líder máximo de la Iglesia Católica a través de una serie de planteamientos sobre las problemáticas más relevantes de nuestros tiempos, haciendo referencia a la vida y visión teológica de san Francisco de Asís.

Es san Francisco, sin duda alguna, el santo más reconocido en el mundo, quizá por ser la imagen misma de la humildad, la cercanía con el pobre y el marginado y por supuesto, el promotor por excelencia de la ecología, a través de su comprensión total de que en el respeto y la protección de la naturaleza se ama a Dios, el creador.
Siglos más tarde es el primer papa de Latinoamérica, el primer jesuita electo en un cónclave, el primer pontífice en escoger el nombre de Francisco. Con ello marca su pontificado hacia la protección del pobre y el débil, con una profunda convicción de apertura hacia los demás y de combate total a la cultura del descarte. Es también el papa inquieto por la ecología y lo demuestra con su encíclica Laudato Si. La cinta da voz a un papa que denuncia el peligro de la enfermedad de la acumulación, la enfermedad de poder, la enfermedad de la murmuración; enfermedades que aquejan también el interior de la propia Iglesia de Cristo.

Francisco es claro al recordar que “nadie puede servir a dos amos” refiriéndose al culto al dinero, que es sin duda el causante de los graves problemas de la humanidad, siendo que en tan solo el 20% de esta, se concentra toda la riqueza, mientras que la mayoría de las personas viven en la escasez y el sufrimiento.

Wim Wanders, con una minuciosa y deliciosa selección de los discursos del Papa, lleva al público a conocer a Francisco, en los encuentros más relevantes de su pontificado, cuyas palabras conmueven hasta las lágrimas desde un preso en una cárcel, hasta un congresista norteamericano cuestionado sobre el tráfico de armas.

El Papa aborda sin tapujos temas como la ecología, la devastación natural, la migración, la pobreza, el abuso sexual, el diálogo interreligioso, la guerra, y denuncia la mirada de normalización ante el sufrimiento ajeno, y a pesar de todo ello, uno sale envuelto en una nube de entusiasmo tras ver la cinta, pues finalmente Francisco, es también un papa portador de esperanza, belleza, alegría y buen humor.

El estreno nacional de la cinta es este viernes 23 de noviembre en Cinemex. Ningún fiel al papa, o fiel a Wenders, y hasta aquellos que no son fieles a ninguno de los dos, quedarán decepcionados con esta película que, sin duda, inspira en el corazón un gran deseo de vivir con la libertad que da el ser desprendido, generoso, y capaz de “perder el tiempo” al lado de los seres que ama.


@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com