Todo pasa y todo queda

A esta ñora se le vienen muchos recuerdos de su etapa escolar con los bloqueos que ha hecho la CNTE durante los últimos días en la Cámara de Diputados.


Ñora CNTE


Cuando esta ñora era escuincla, perdón, era una bendición tenía una tía favorita –o sea, sigue siendo su tía favorita, no vaya a ser que lea esta columna, aunque sea una posibilidad remota; pero esa es otra historia– que cantaba todo el tiempo, especialmente esa de “todo pasa y todo queda” de Joan Manuel Serrat, era la única que sabía tocar en guitarra, quizá por eso también la cantaba en todas las reuniones familiares.

Esta ñora recordó esa canción precisamente cuando escuchaba las noticias en su ya tradicional fila para recoger a los escuincles, perdón, bendiciones, porque resulta que los que se dicen profesores de la CNTE, en especial los de la sección 22, que andan diciendo algo así como: Que nadie pasa y que ellos con todo se quedan.

Ya van varios días en que cierran las entradas a la Cámara de Diputados, bajo el “nadie pasa”. A esta ñora le asombra el profundo respeto que los diputados y autoridades deben haber profesado a sus propios profesores, porque ante ese simple hecho, que es a todas luces ilegal e injusto, se quedan paralizados e incapaces de responder como se debe a una intromisión a un poder independiente. Dada la edad de Don Porfirio Muñoz Ledo esta ñora está segura que le tocó que le pegaran con la regla o que lo pusieran por horas los brazos en cruz –creo que el Estado laico no prohibió esas santas posturas– lo cual parece que lo condicionó a que como el perro de Pavlov si un profesor le indica algo, él lo acata.

Y hablando de acatamientos, luego como ya le cayó el veinte y se dio cuenta que podría caer en desacato, es decir, en no cumplir con los reglamentos si volvían a suspender la continuidad de las sesiones legislativas.
Entonces, como que ya se acordó que había dejado la escuela el siglo pasado –no es abusivo de esta ñora, es la puritita verdad– y hasta los amenazó con demandas.

Pero lo importante es: ¿a qué se debe que los profesores sigan protestando de esas violentas formas cuando todo el mundo ha oído que no quedará “ni una coma de la Reforma Educativa? Pues, como dicen una película “follow the money”, y sí el problema con la CNTE es que ellos quieren controlar los pagos y eso sí queda de la Reforma.

El gobierno de Morena tanto Ejecutivo como Legislativo serán gansos y gallinas –gallina vieja de esa que dicen hace buen caldo, sería varios de ellos– pero no tarugos, no les preocupará dejar pasar la calidad de la educación, pero sí quieren ser los que paguen y los que controlen el otorgamiento de plazas. Sí, esas que como si fuera “miércoles de plaza” se vendían y probablemente, vuelvan a estar en el mercado.

En este estira y afloja, queda claro que lo que quede como política educativa será una expresión más de una lucha de poder, donde los que al final no van a poder tener mejores oportunidades serán los escuincles. Es a las bendiciones de todos a las que este lío no les traerá nada bueno.

Esta ñora que alguna vez en lugar de estar formada todos los días afuera de una escuela, estaba dentro de la escuela dando clases. Era en una universidad, pero no encajaba con la bonita similitud que acaba de quedar tan bonita. En fin, cuando la ñora era profesora tuvo alumnos de diferentes estados, provenientes tanto de escuelas públicas como particulares. Y variedad de experiencias, pero una que tristemente sí fue constante era que los alumnos que provenían del estado de Oaxaca, de donde es la sección 22, y sin importar el tipo de escuela tenían un nivel mucho más bajo que el resto de los estudiantes. Quizá esta profe-ñora tuvo mala suerte y sólo eran malos alumnos, no víctimas de un sistema clientelar que hoy no pasa por la calidad y queda todo en otras manos.

Te puede interesar: AMLO tiene razón 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com