Imprimir esta página

Ángela Merkel, irrevocable Canciller de Alemania, recibe premio internacional J. W.Fulbrigh

La canciller de Alemania sigue defendiendo con audacia la existencia y prosperidad de la Unión Europea y reitera que “Europa solamente puede ser tan fuerte como es unida”. Así mismo considera la amistad franco-alemana como un fuerte pilar político, cultural y social para la estabilidad y el porvenir europeo.


Ángela Merker


La Asociación Fulbright, de EEUU, otorgó a la Canciller de Alemania, Dra. Ángela Merkel, el Premio J. William Fulbright para el Entendimiento Internacional (Price for International Understanding), el pasado 28 de enero de 2019 en Berlín.

En el solemne acto de entrega de esta importante distinción de la Fundación Fulbright y organización de intercambio académica más importante en el mundo actual, correspondió a la periodista de CNN-International, Christine Amanpour, que resaltó en su laudatio que el motivo para la concesión de este premio fue en reconocimiento de la personalidad de liderazgo en política internacional de la laureada Dra. Ángela Merkel, y en particular de su lucha por el intercambio y entendimiento mutuo, la cooperación internacional para la paz y los derechos humanos.

Con esta distinción, que por primera vez fue otorgada fuera de Estados Unidos, Ángela Merkel se enlistó en el más ilustre grupo de premiados, entre los que figuran el expresidente y ganador de la abolición de la Apartheid de Suráfrica, Nelson Mandela, Jimmy Carter, expresidente de EEUU, Kofi Annan, exsecretario general de las Naciones Unidas y Martti Ahtisaari, exresidente de Finlandia y artífice de la paz en el Kosovo, y todos ellos fueron reconocidos Premios Nobel de Paz.

Ángela Merkel, considerada internacionalmente por las más destacadas personalidades contemporáneos políticos, intelectuales, científicos, etc., como la “mujer más poderosa en el mundo actual”, advirtió en su respuesta que en estos momentos la reaparición del populismo y nacionalismo en diversos países y regiones, constituyen una seria amenaza para gobiernos y sociedades y requieren de más visión y más cooperación política a nivel internacional.

En este contexto Ángela Merkel, como fiel defensora de las relaciones transatlánticas, resaltó la importancia que tienen para Europa y también para Estados Unidos, aunque éstas hayan sufrido en la actualidad de la política internacional cierto enfriamiento y distanciamiento, recordó la importancia de las relaciones trasatlánticas. en general.

De igual manera la canciller de Alemania sigue defendiendo con audacia la existencia y prosperidad de la Unión Europea y reitera que “Europa solamente puede ser tan fuerte como es unida”. Así mismo considera la amistad franco-alemana como un fuerte pilar político, cultural y social para la estabilidad y el porvenir europeo. La reciente renovación del acuerdo franco-alemán, firmado por ella y el presidente Macron en París, está basado en la ya existente alianza bilateral constituida en 1963 por los dos grandes europeos de la posguerra, Charles De Gaulle y Konrad Adenauer, que ha servido como garantía e instrumento del eje centro-europeo de cooperación, paz y estabilidad para Europa. Esta alianza fue un factor esencial para la reunificación pacífica de las dos Alemanias con la caída del “muro” a finales de 1989, acontecimiento cuyo 30 aniversario se celebrará el 19 de noviembre 2019.

Entre los recientes hechos históricos también es de mencionar la conmemoración del 74 aniversario de la liberación del tristemente conocido Campo de Concentración Auschwitz por el Ejército de la URSS al terminar la Segunda Guerra Mundial, que el 27 de enero pasado fue objeto de una sesión solemne en el Bundestag (Parlamento) de Alemania.

A raíz de este acontecimiento de gran importancia para Alemania y Europa, Ángela Merkel, en su papel de jefa de gobierno, señaló la gran preocupación por la reaparición del antisemitismo y extremismo político, que practican en Europa ciertos partidos políticos, como por ejemplo, el AfD (Alternativa para Alemania), de creación relativamente reciente, que se ha convertido en un receptáculo de tendencias nacionalistas y ultra conservadores, de “neo-nacistas”, etc., y en Francia el ultranacionalista Partido Frente Nacional, de la activista Marie Le Pen, excandidata en las últimas elecciones presidenciales junto con el actual presidente Emmanuel Macron.

En lo que se refiere al Campo de Concentración de Auschwitz, salta a la palestra el “holocausto” como sinónimo para Alemania de los terribles crímenes cometidos por el Régimen Nacionalsocialista de Adolfo Hitler en la Segunda Guerra mundial contra el Pueblo Judío. El holocausto sigue teniendo aún en la actualidad política de Alemania una fuerte presencia, a pesar de su inamovible y ejemplar sistema democrático desde en 1949. La Alemania de la posguerra ha demostrado ser uno de los más importantes pilares de apoyo intachable del Estado de Israel, desde su constitución en 1949. Los más destacados artífices de este apoyo humano y político fueron el canciller socialdemócrata Willy Brandt y la actual canciller Ángela Merkel, entre otros.

Mencionar el “holocausto” en el sentido de aberración cultural-histórica que ha sufrido desde la Segunda la palabra holocausto y su significado común en la antigüedad de los pueblos árabes y sus culturas, de origen fenicio, cananeo, hebreos, etc., hace unos 3 mil años antes de Cristo, que practicaban el holocausto en sus ritos de sacrificios religiosos, reflejados en textos bíblicos del Pentateuco, es decir en relación con sus sacrificios sangrientos, que quemaban sus víctimas, que debían ser exclusivamente animales (macho cabrío, ganado vacuno u ovino, etc.) sobre altares.

De estas prácticas religiosas de holocausto, incluyendo los antiguos sacrificios religiosos entre comunidades judíos, las prácticas de holocausto en el siglo XX se han convertido en brutales crímenes, que forman parte de los de lesa humanidad.

La trascendental importancia de la personalidad de Ángela Merkel, el respeto y reconocimiento internacional que goza, se basa principalmente en su disposición de cooperación y compromiso con países en conflictos políticos, sociales y humanitarios y/o en vías de desarrollo, incluye su visión y experiencia multilateral ante retos internacionales y de globalismo.

Ángela Merkel se ha esmerado desde hace mucho tiempo en evitar prejuicios a nivel nacional e internacional con su lucha por el intercambio de encuentros multiculturales, aceptar y asumir responsabilidades y compromisos, aceptar y no eludir adversidades, tanto en lo político como en el personal.

Ángela Merkel, por su trayectoria política nacional, internacional y transatlántica y su vocación científica, está predestinada a formar parte en el programa de la Fundación Fulbright de fomento e intercambio académico, cultural y humano a nivel mundial, pues ella cuenta con las más reconocidas aptitudes para semejante distinción y compartir el lema creado por el fundador

Fulbright después de la terrible Segunda Guerra Mundial, que “sólo a través de encuentros pueden nacer comprensión y confianza”.

La canciller Ángela Merkel, que gobierna Alemania desde su elección en 2005, “contra viento y marea” y parece que tiene en estos momentos el inquebrantable propósito de terminar su mandato en dos años más en 2021, aun contra una cada vez más agresiva oposición política y enfrentamientos abiertos dentro de su propio partido.

Sin embargo y aun en el supuesto caso de que pudieran surgir circunstancias adversas que se viera forzada a una renuncia y salida anticipada del gobierno alemán, la gran personalidad multifacética de Ángela Merkel, su liderazgo como artífice en política nacional e internacional, su ejemplar labor para el entendimiento internacional, como defensora de la cooperación trasatlántica, la paz, la justicia y los derechos humanos, no sufrirán caída alguna de su ya reconocida como figura intachable en todo el mundo.

De igual manera la importancia de Ángela Merkel como laureada de la Fundación y Organización de Intercambio Académico constituida por el senador William J. Fulbright después de la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos, será considerado siempre como uno de los más destacados y acertados acontecimientos en el siglo XXI.

Te puede interesar: El Valle de los Caídos, monumento a la Guerra Civil española 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com