Advertencias del profeta Isaías para México

"Y no hubo quien batiese las alas, quien abriese el pico para piar."


 Profecías de México


Las profecías del Antiguo Testamento están llenas de promesas, advertencias y amenazas de Dios para su pueblo escogido y para los enemigos de éste. Todos sabemos, sin embargo, que las palabras de la Sagrada Escritura no tienen al pueblo judío o a sus enemigos inmediatos como únicos destinatarios; su utilidad practica rebasa las fronteras del tiempo y de la geografía. Si leemos la Escritura con atención y corazón abierto, o la escuchamos con el oído atento, sus palabras se convierten en promesas, advertencias y amenazas para nosotros también.

En esto pensaba yo mientras escuchaba la proclamación de la profecía de Isaías durante la misa de este miércoles. Es que la prensa mexicana ha estado informando de los proyectos de AMLO y sus recién nombrados colaboradores en el futuro gobierno federal. Anuncian de la SEGOB que van a promover la eutanasia y el aborto. Se informa de proyectos, como el de convertir a los delegados del Gobierno Federal en personajes todopoderosos, amenazando con ello el federalismo y propiciando la dictadura de partido. Se proyecta descentralizar las diferentes secretarías -Educación, Turismo, Agricultura, etc.- sometiendo con ello a miles de familias mexicanas al reto de desarraigarse de sus hogares y complicando innecesariamente la actividad del gobierno y los requisitos exigidos a la ciudadanía. Se propone someter a consulta popular la construcción del nuevo aeropuerto de la CDMX, convirtiendo un asunto estrictamente técnico y legal, de altísimo grado de especialización, en un referendum sobre el cual la ciudadanía en general no estamos capacitados para opinar y que tiene sólo un objetivo, mantener contento al pueblo haciéndolo creer que esa forma de decidir las acciones de gobierno son verdadera democracia.

Según se reporta en algunos medios informativos nacionales, Gerardo Fernández Noroña, uno de los personajes más cercanos a AMLO, pronunció en el reciente Foro de Sao Paulo un discurso, en nombre de Morena, para anunciar orgullosamente que él y su partido tienen el plan de cambiar las leyes y las instituciones mexicanas a su contentillo, gracias a que cuentan con mayorías legislativas para hacerlo. Pero ¿para qué querría AMLO y Morena hacer eso? No es difícil concluir que para hacer lo mismo que Isaías pone en labios del reino de Asur, sólo que la víctima, en nuestro caso, sería la nación mexicana:

"Con la fuerza de mi mano lo he hecho, con mi saber, porque soy inteligente.
Cambié las fronteras de las naciones, saqueé sus tesoros y derribé como un héroe a sus jefes.
Mi mano cogió, como un nido, las riquezas de los pueblos; como quien recoge huevos abandonados, cogí toda su tierra."

Lo más impactante de esa profecía son las palabras con las que los asirios concluyen su amenaza, en el último renglón del texto anterior:

"Y no hubo quien batiese las alas, quien abriese el pico para piar."

Los asirios esperaban que en Israel, como también lo espera Morena de la ciudadanía mexicana, nadie batiera sus alas ni nadie abriera el pico para piar. Así lo hizo el PRI durante décadas, con gran éxito. No hay dictadura más perfecta que la que logra que sus súbditos vean su yugo como un regalo gracioso del tirano, y mantengan la boca cerrada. Las circunstancias actuales de corrupción rampante y desvergonzada del PRI llevó a la gente a estar pendiente de cada palabra de AMLO como si fueran palabras de redención. El Flautista de Hamelin es una comparación que me viene a la mente. Pero me temo que cuando empiece el desmantelamiento de las instituciones nacionales para que Morena se apropie de las voluntades mexicanas, no habrá en nuestra tierra quien abra el pico para piar.

Los católicos y demás iglesias cristianas, que nos mantenemos en la fe gracias a la Palabra de Dios en la Sagrada Escritura, ¿no vemos en esta profecía de Isaías una invitación a agitar nuestras alas y a abrir el pico para evitar que la tremenda y sonora fuerza que eligió a AMLO y a Morena se convierta en simples murmullos de satisfacción servil cuando ellos cojan nuestras riquezas a manos llenas, como quien recoge huevos abandonados?

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com