La democracia ha hablado: Morena gobernará a México

El triunfo de Morena ha sido casi total.



La noche del domingo 1º. de julio del 2018 para amanecer el lunes 2 de julio fue la noche oscura para aquellos mexicanos anti-Morena y el amanecer para aquellos mexicanos que no sólo confían en AMLO sino en todo su equipo de Morena.

La democracia mexicana expresada en su sistema electoral arrojó un triunfo contundente no sólo para la presidencia a favor de AMLO, sino de un triunfo en los demás niveles de gobierno para Morena. El triunfo para este partido político ha sido casi total.

Desde 1929 hasta el 2000 el partido hegemónico lo fue el PRI con respectivo retroceso en las elecciones de 1997 en donde no fue mayoría en las cámaras. Muchos intelectuales valoraron al PRI como un partido de centro con un comportamiento pendular entre la izquierda y la derecha. Así, con la presidencia de Lázaro Cárdenas del Río (1934 – 1940) el PRI osciló un tanto a la izquierda, posteriormente con Manuel Ávila Camacho, Miguel Alemán Valdés, Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz, el partido osciló hacia la derecha, luego con Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo existió una tendencia hacia la izquierda, para que finalmente con Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León el PRI se inclinara hacia la derecha.

En el año 2000 un partido considerado de derecha, el PAN, con Vicente Fox Quesada gana las elecciones para presidente y nuevamente en el 2006 con un país dividido entre PAN y PRD, este último considerado de izquierda, el PAN gana la presidencia de a República Mexicana con Felipe Calderón Hinojosa. El año 2012 llega un nuevo PRI con una tendencia a la derecha bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto.

En 2018 Andrés Manuel López Obrador es presidente electo y los candidatos del partido Movimiento Regeneración Nacional son electos para ocupar cargos de gobierno en una gran mayoría. Dicho presidente y dicho partido con considerados como de izquierda o como dicen algunos de sus “fans” de centro izquierda para destacar que AMLO y Morena no son una izquierda radical.

La gran pregunta es ¿qué sucederá para México con Morena ocupando la casi totalidad del gobierno en sus distintos niveles?

Algunas personas anti-izquierda recuerdan la política socialista de Lázaro Cárdenas de los años 30´s y más concretamente la tendencia hacia la izquierda en los años 70´s con Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo. No hay que olvidar que muchos políticos del actual Morena, entre ellos el mismo AMLO, se formaron como políticos en aquellos años.

AMLO en sus primeros discursos como virtual presidente electo ha realizado enfáticas declaraciones que mantuvo en su campaña haciendo distintas promesas que fueron aplaudidas por sus simpatizantes como si fueran ya un hecho real. No hay que olvidar que el hecho real es que Morena ha ganado de forma abrumadora y esto no garantiza la realización de esas promesas.

Se puede decir que: “ha grandes promesas políticas mayor exigencia de su cumplimiento”. Este lema ha sido el vía crucis de los mexicanos desde la “administración de la abundancia” de José López Portillo, pasando por la “Renovación Moral” de Miguel de la Madrid Hurtado y de muchos otros hasta llegar con Enrique Peña Nieto diciendo que la Reforma Energética beneficiaría al país con el no aumento de la gasolina y el gas doméstico. Resultado de lo anterior es el hartazgo y la desesperación de la sociedad mexicana que bien capitalizó en su favor AMLO.

La promesa principal de AMLO es que no habrá corrupción en su administración. Dado la gran mayoría de los cargos públicos que ocuparán los ya electos candidatos de Morena, algunos de los cuáles tienen antecedentes penales, resultaría milagroso que no hubiera casos de corrupción tomando en cuenta la gran tradición política mexicana bajo el lema de: “quien no tranza no avanza”. Si los medios de comunicación en su labor honesta evidencian casos de corrupción por parte de políticos de Morena a partir del 2019 ¿se aplicará la ley con rigor a como lo prometió AMLO?

Responder a la pregunta ¿qué sucederá para México con Morena? es todavía prematuro. Los análisis políticos entre las promesas de AMLO perfectamente documentadas y la realidad política que se comienza a negociar ahora en tiempos de transición política entre la administración actual y la próxima administración de AMLO y su equipo de Morena, aunado a lo que sucederá entre 2019 y 2020 darán la respuesta.

Hasta no ver, específicamente en la economía familiar y en cuestión de seguridad pública que es por lo que realmente votaron muchos mexicanos a favor de AMLO y Morena, no hay que creer y festejar.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com