Un urgente llamado por la educación…

Necesitamos ser capaces de superar las diferencias, buscando en todo momento que la educación que se brinde, sea con un sentido humanista y trascendente.


 Los niños son el futuro


Después de los resultados del primero de julio, uno de los temas que ha causado grandes preguntas es sin duda el educativo.

Son muchas las declaraciones de que se han dado respecto al tema:

Que si la reforma educativa tendrá continuidad o no, que será una nueva, que solo se realizarán modificaciones, que si tendremos una consulta a los involucrados para su recomposición, que si las evaluaciones a los docentes continuaran o estas ya no tienen ningún sentido, etc, etc, etc…

Todos estos comentarios vertidos por los diversos actores, generan no solo el ambiente ya mencionado, sino que además, nos ponen en la disyuntiva del próximo ciclo escolar con muchas indefiniciones en la práctica y con el trabajo para con los alumnos.

Los alumnos retomaran sus clases en el mes de agosto y con ello dará inicio el ciclo escolar. Ciclo escolar que por cierto, ahora traerá una sorpresa sobre la educación sexual e introduciendo a los alumnos desde primaria a los conceptos de preferencias sexuales, las cuales consideramos que será tema de otra intervención pero que consideramos está totalmente fuera de lugar para la educación que necesitan estos chicos en su formación.

Sin duda, necesitamos claridad en el proyecto educativo para los próximos años. Es indispensable que comprendamos que a este país le urge una visión de largo plazo, con metas y logros a mediano y corto plazo, que sean medibles, alcanzables y que tengan resultados con efectos profundos en la educación de los alumnos.

Necesitamos ser capaces de superar las diferencias, buscando en todo momento que la educación que se brinde, sea con un sentido humanista y trascendente, capaz de desarrollar en los alumnos todas sus capacidades y competencias, que los forme para la vida, con valores y conocimientos, pero para eso, necesitamos a muchos maestros, cientos y miles de maestros que deseen educar, trasformar y formar a las futuras generaciones de este país.

Necesitamos que los maestros sean los primeros en tomar la bandera de la esperanza en favor de la educación, necesitamos que sean los maestros constructores de una nueva sociedad, constructores de una nueva y gran nación.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com