Se ampara clínica contra el aborto

La Clínica Alemana de Osorno en Chile quedará temporalmente exenta de realizar abortos según la Corte de Apelaciones la cual determinó esta suspensión hasta que la justicia se pronuncie sobre el fondo del asunto.


Clínica contra aborto


El centro de salud interpuso el lunes un recurso jurídico en contra del Ministerio de Salud (Minsal) argumentando que se vulneran los derechos fundamentales en el protocolo de objeción de conciencia de la Ley de Aborto en Tres Causales.

El lunes la Corte de Apelaciones acogiera a trámite el recurso de protección interpuesto por dicho centro asistencial en contra del Ministerio de Salud (Minsal), por considerar que vulnera sus derechos fundamentales en el protocolo de objeción de conciencia de la Ley de Aborto en Tres Causales.

El centro de salud afirma que “en ningún caso se ha pretendido realizar una paralización de toda la resolución ni mucho menos de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, sino que, sencillamente, permitir a ciertos centros asistenciales, que consideran que sus derechos pueden verse irreversiblemente violentados, acogerse a la objeción de conciencia institucional sin otro requisito y en la forma contemplada en la ley”.

De acuerdo a información de El Mercurio, la clínica fue impulsada por la Iglesia Evangélica Luterana de Osorno, por lo que sus lineamientos "están estrechamente ligados a los valores cristianos, los cuales se contraponen enérgicamente a la idea del aborto".

La Universidad Católica fue la primera institución en interponer un recurso de protección contra el Minsal, el 8 de febrero, sin embargo, fue desechado debido a que se consideró que el protocolo de objeción de conciencia era "ilegal y arbitrario" en el caso de esta institución.

Cabe señalar que de acuerdo a la ley los hospitales privados que mantengan convenios con el Ministerio de Salud y contemplen prestaciones de servicio de obstetricia y ginecología, tienen la obligación de prestar el servicio para interrumpir el embarazo y están impedidos de no realizar abortos sostenidos en la objeción de conciencia.

En octubre de 2017, una menor, de 12 años, quien presuntamente había sido violada, fue la primera mujer a quien se le practicó un aborto de manera legal desde la entrada en vigor de la ley que permite esta práctica. La niña acudió acompañada de su madre al Hospital San José, en Santiago, en donde el equipo médico de mayor experiencia en interrupción del embarazo la atendió.

Desde el año pasado en Chile entró en vigor la ley que permite abortar en caso de inviabilidad fetal, riesgo de muerte de la mujer y en embarazos producto de una violación, la cual fue impulsada por Michelle Bachelet.

 

Con información de El Mercurio y ADN 91.7

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.