EU y Turquía liman asperezas

Los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos y Turquía, Rex Tillerson y Mevlut Cavusolgu, respectivamente, acordaron normalizar las relaciones entre sus países dañadas a raíz del conflicto en Siria.


Liman asperezas


Las tensiones entre ambas naciones se deben a la detención de empleados de misiones diplomáticas estadounidenses y de algunos ciudadanos norteamericanos en el país euroasiático, pero sobre todo a la ofensiva que el ejército turco lanzó el 20 de enero contra la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), que recibe apoyo de EU en la lucha contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

En la visita diplomática que realiza el Secretario de Estado norteamericano a Ankara, reconoció que su gobierno ha hecho promesas a Turquía que aún no ha cumplido por completo, ante lo cual se comprometió a cooperar y no actuar en solitario.

"Nuestros objetivos para Siria son exactamente los mismos. No hay discrepancias", aseguró el secretario de Estado norteamericano, al recalcar que los objetivos consisten en derrotar al EI y estabilizar Siria para que los refugiados puedan regresar a una nación unificada y democrática, advirtió.

Tillerson pidió a Turquía a liberar a un científico de la agencia espacial NASA y a "otros ciudadanos estadounidenses que, según creemos, están detenidos injustamente".

En contraparte, Turquía solicitó a EU la extradición del clérigo Fethullah Gülen, autoexiliado en este país, a quien Ankara atribuye la autoría intelectual del fallido golpe de Estado de 2016. Washington se ha negado hasta ahora a entregar a Gülen alegando la falta de pruebas suficientes presentadas por Turquía.

 

Con información de DPA

 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.